Pablo quiere mojar en Provincia, pero el kirchnerismo no lo deja

Los seguidores del intendente de La Plata, Pablo Bruera, siguen especulando con la incorporación de su gente o sus aliados al gabinete provincial del gobernador Daniel Scioli, pero la realidad es muy otra.
Se sabe que el kirchnerismo tiene decidido tomar venganza contra Bruera por el corte de boleta, y ya le comunicó a Scioli que no tolerará ningún premio para su sector

En cambio, ya está por comenzar la incorporación de funcionarios a la plantilla provincial que, siendo de La Plata, están en veredas opuestas a la de Bruera.

Está decidida la llegada de Juan Garnica como director de la Región Capital del Ministerio de Desarrollo Social. Este dirigente histórico del peronismo platense está ligado al ex-intendente Julio Alak, del que fue funcionario en el área social durante muchos años y también sub-delegado de San Carlos.

Además se prevé la incorporación de un dirigente del riñón de Carlos Castagneto a este mismo ministerio: se habla de Lalo Marchessi, pero el castagnetismo no decidió todavía el nombre ni está definido aún el cargo.

También recalaría en el Ministerio de Infraestructura provincial el ingeniero José Sedda, un histórico alakista, como muestra de quién hoy es el hombre de confianza de Néstor Kirchner en La Plata.

El senador Guido Carlotto y el diputado Ariel Pasini también confían en colocar gente afín en diferentes ámbitos provinciales. Algunos ahora, y otros están esperando al 10 de diciembre, cuando confían en que Scioli abandone la gobernación y llegue Alberto Balestrini con un perfil mucho mas kirchnerista. (www.agencianova.com)

Comentá la nota