Pablo Chamatrópulos Capacidad y voluntad política

Reconocido por su trabajo a favor de los consumidores, Pablo Chamatrópulos es el titular del CODEC (Centro de Orientación, Defensa y Educación del Consumidor) y desde Unión Pro pretende construir un camino que tiene como destino la intendencia de San Isidro.
¿Qué opinión le merecen los candidatos testimoniales?

Me parecen una trampa. Todo lo que no es cierto es falso. Todo lo que es falso, es trampa. El tema de los candidatos testimoniales es una nueva muestra del desprecio por las instituciones que viene mostrando el kirchnerismo desde hace mucho tiempo. Nosotros creemos, y parece una obviedad tener que destacarlo, que los candidatos que se presentan para cualquier cargo electivo deben asumir la responsabilidad para la que fueron votados por la ciudadanía. Además, este artilugio electoral bastardea el concepto de la palabra testimonio, que significa "prueba de la existencia de una cosa" o "documento en que se da fe de un hecho". ¿Qué quieren probar con esta maniobra? ¿De qué cosa quieren dar fe, sino de un engaño anunciado a la gente? Nosotros pensamos que hay límites, que no se puede hacer lo que a uno se le antoja para ganar una elección.

¿Por qué usted tiene que ser intendente de San Isidro?

Porque San Isidro puede mucho más, y la gestión actual no lo ve. Porque creo que San Isidro quiere y merece un cambio. La gestión possista tuvo sus aciertos, de hecho yo integré el gobierno de Gustavo Posse durante varios años. Pero su ciclo ya está agotado desde hace bastante tiempo. Y el espacio que represento es la alternativa para sucederlo. Porque logramos construir una fuerza plural, representativa, en la que se ven reflejados los vecinos de San Isidro; porque encarnamos una nueva forma de hacer política, y hacer política no significa hablar sino trabajar para la gente y solucionarle sus problemas. Por eso me caractericé cuando fui funcionario y por eso mismo nos destacaremos cuando seamos gobierno en 2011.

¿Cuál es su perspectiva para estas elecciones tanto a nivel local como nacional?

Mi perspectiva es llegar al concejo deliberante e inocular desde allí una nueva visión, más moderna, más humana, más racional a la gestión municipal. En San Isidro logramos construir una lista sólida, potente, con la que vamos a hacer una excelente elección. Yo encabezo la nómina de candidatos a concejales, me acompaña gente de nuestra fuerza, Agrupación Ciudadana, y también contamos con representantes de Convocación Ciudadana, profesionales, empresarios y gente que proviene de otras expresiones políticas. El 28 de junio nos va a ir muy bien. Y estamos convencidos de que estas elecciones constituyen un paso importante en el camino que concluye en 2011 con nuestra llegada al gobierno municipal. Con respecto al escenario nacional, creo que todavía no se pueden hacer pronósticos muy firmes. Pero por lo que se va viendo, el oficialismo perdería diputados. Nosotros esperamos que eso se traduzca en un mayor equilibrio de poder y que las distintas fuerzas opositoras puedan construir una alternativa, ya que la alternancia es una de las bases para el buen funcionamiento del sistema.

¿Cómo proyecta solucionar los problemas de San Isidro?

Trabajando, consultando, estudiando y convocando a los mejores. Tendríamos que analizar en detalle la cantidad de temas que hay que solucionar, y ya vamos a tener un espacio para hacerlo. Pero ante todo le digo, como concepto, como cuestión de principios, que los problemas los vamos a solucionar como corresponde hacerlo: trabajando con todos los sectores involucrados en cada asunto. La gente está harta de los iluminados que dictan medidas desde sus escritorios sin tener en cuenta a la gente. Los integrantes de nuestros equipos de trabajo van a reunir dos condiciones: capacidad y voluntad política para resolver los problemas. Porque esos dos requisitos son fundamentales para cambiar la vida de la gente y no de los dirigentes.

¿Por qué la consigna del "Espíritu Santo"?

Detrás de esta construcción publicitaria ocurrente y audaz, se encuentra la necesidad de pedirles a los vecinos de San Isidro que reflexionen hoy sobre quién será el próximo Intendente. Gustavo Posse ya ha expresado de distintas formas que se va, que buscará otros lugares protagónicos. Lógicamente, habrá que reemplazarlo. Y el Espíritu Santo es lo que sigue al padre y al hijo.

Comentá la nota