Pablo Bruera: "Nunca hubo tanto apoyo político para que la ciudad crezca"

El intendente de La Plata afirmó que "nunca hubo tanto apoyo político para que la ciudad crezca y vuelva a tener el brillo que tuvo en su historia", al destacar el apoyo recibido tanto del gobernador bonaerense Daniel Scioli como de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
"El gobernador está haciendo lo imposible para trabajar sobre la recuperación del patrimonio, sobre nuestra identidad, sobre el tema cultural", afirmó Bruera, en una entrevista con Télam.

Y también agradeció el apoyo del " gobierno nacional sobre obras de infraestructura que se estaban planteando como la recuperación del Colegio Nacional, la recuperación de la República de los Niños, el tema del ferrocarril Roca y su recuperación, el tema de viviendas, el tema de arroyos, que obviamente tuvo el apoyo tanto de ambos gobiernos".

En el plano político, el intendente ponderó el acuerdo logrado con el jefe de Gobierno bonaerense, Alberto Pérez, y el jefe del bloque de Diputados justicialistas en la cámara de Diputados provincial, Raúl Pérez, con vistas a las elecciones internas del PJ el 30 de noviembre.

"El principio, único, fue que todo aquel que apoya al gobierno nacional, provincial y municipal va a tener una lugar en esta lista, con absoluta independencia de las agrupaciones y los lugares que ocupa uno", subrayó Bruera.

"Apoyo crítico, menos crítico, pero estructural al gobierno nacional, provincial y municipal y a partir de ahí diseñamos lo que nosotros creemos que va ser una lista de por lo menos el 90 por ciento de La Plata", amplió el intendente, quien anteriormente integró la Cámara baja como diputado.

Los dirigentes crearon la denominada Mesa de Consenso del justicialismo platense, por la cual Bruera irá como candidato a presidente del PJ y Pérez a integrar el consejo partidario provincial.

Ambos apoyan la candidatura del vicejefe de Gobierno Alberto Balestrini para la conducción partidaria de la provincia.

En cuanto a su gestión, Bruera explicó que su objetivo fue "ordenar financiera y económicamente" la comuna de la capital provincial, ya que se encontró "con una deuda de 50 millones de pesos y la quiebra del Banco Municipal".

El intendente explicó asimismo que bajó drásticamente la planta de personal de 6.500 empleados a 5.000 y orientó nuevamente el estado municipal a prestar servicios, al tiempo se avanzó en temas centrales como el ordenamiento del tránsito, el reciclado de basura y el impulso al turismo para generar ingresos para la ciudad.

Comentá la nota