PABLO BLANCO ACUSO A LA DIRIGENCIA DE LA ASOEM DE ESTAR "ENGENDRANDO VIOLENCIA PERMANENTEMENTE"

Ante los hechos sucedidos en las últimas horas, en el marco del reclamo que están llevando adelante dirigentes de la Asociación Sindical de Obreros y Empleados Municipales (ASOEM), que incluyeron manifestaciones frente al domicilio particular del intendente Jorge Martín y la intención impedir el desarrollo de actividades, incluso de los espectáculos que se llevaron adelante en Casa de la Cultura durante el fin de semana, el secretario de Gobierno, Pablo Blanco, advirtió que hay una escalada de violencia en los reclamos del gremio y acusó a la dirigencia de estar "engendrando violencia permanentemente".
En conferencia de prensa junto al secretario de Finanzas, Paulino Rossi, el titular de la cartera política del Municipio de Río Grande advirtió a los dirigentes gremiales que con realizar manifestaciones frente a la casa del Intendente "no van a lograr nada, porque la única forma de dar soluciones a los compromisos que están reclamando, es con recursos y lamentablemente los recursos no los tenemos, y no por nuestra responsabilidad, sino por pura y exclusiva responsabilidad del Gobierno provincial, que está utilizando los recursos de los municipios para hacer frente a sus obligaciones, dejando de lado lo que establecen las leyes y la Constitución de la Provincia de Tierra del Fuego", deslindó Blanco.

El Secretario de Gobierno también refutó las declaraciones del Concejal de la ciudad por el ARI, Gustavo Longhi, quien sostuvo que existe ‘falta de compromiso’ por parte el Ejecutivo municipal en el conflicto gremial con el ASOEM y además de que el goteo diario estaba al día.

"Creo que se ha iniciado la campaña electoral en la provincia, más precisamente en Río Grande. Fue lamentable lo acaecido anoche, cuando algunos que se dicen dirigentes de la ASOEM, con quienes tuve conversaciones una hora antes y habían asumido el compromiso de continuar hablando en el día de la fecha, luego decidieron reclamar a través de sus esposas y demás familiares a la casa del Intendente, molestando no solo la privacidad y la intimidad del ingeniero Jorge Martín, sino también de los vecinos que nada tienen que ver con los reclamos", expresó Pablo Blanco.

En tal sentido, el Secretario de Gobierno garantizó que todos los agentes del Municipio "tienen todo el derecho de reclamar y manifestarse en el ámbito de su trabajo, pero creo que no es lo más conveniente ni lo más acertado -salvo que tengan otros fines que no sean buscar la solución al conflicto- ir a molestar a los vecinos del Intendente, o a él mismo en su vivienda".

Condimento político

El titular de la cartera política también disparó contra "ex funcionarios de un gobernador destituido que han iniciado su campaña política y así lo han manifestado anoche claramente los manifestantes frente a la casa del Intendente, por lo que todo esto tiene un condimento político. Lo que no se puede permitir es que la violencia se siga engendrando en la ciudad de Río Grande; nosotros hemos aplicado todas las medidas a nuestro alcance; hemos hecho las denuncias judiciales correspondientes, pero lamentablemente vemos que no hay ninguna actitud en respuesta a estas medidas solicitadas y que por otro lado están dentro de la ley, como corresponde".

"Parece que en Río Grande puede valer todo, cualquiera puede hacer lo que quiere y nadie está encuadrado dentro de la ley", lamentó el Secretario.

El funcionario, en este marco, agradeció a la gran mayoría de los empleados municipales "por el comportamiento y compromiso al trabajo que tienen porque independientemente –como ya lo hemos dicho y reconocido- producto de este acta convenio hay una deuda con ellos, saben entender que es un acta que alcanza a alrededor de 850 agentes y cualquiera que puede ver, los que reclaman no son más de veinte o treinta, entonces es importante agradecer a toda esa gente que comprendiendo las dificultades que tiene el Municipio, no producto de su gestión sino a causa de la ineficiencia y la mala gestión del Gobierno provincial, no puede tener los recursos necesarios para hacer frente a estos compromisos".

Sectores involucrados

El secretario de Gobierno, Pablo Blanco, acusó directamente al ARI y a otros sectores políticos en la provincia de estar fogoneando este conflicto "porque en la manifestación de anoche, había familiares de los planes de empleo; planes de empleo que durante todo este tiempo se vino llevando a cabo en el Municipio con un principio y con un fin, y nunca tuvimos inconvenientes, salvo ahora que el concejal del ARI (Gustavo Longhi) está insistentemente reclamando un gesto del Ejecutivo para que esta gente ingrese y continúe con los planes, cuando no estaba previsto", aclaró.

Para Blanco, esta actitud "deja claramente establecido que quien está detrás de este reclamo de los planes no solamente son algunos gremialistas, que los usan para sus fines personales, sino esencialmente el concejal Longhi plantea en cada una de las reuniones que el municipio continúe con los planes cuando sabe cuál es la realidad y cómo vino funcionando esta modalidad contractual durante todo este tiempo".

"Entonces, no hay ninguna duda de que él también está detrás de este reclamo –acusó Blanco- y tampoco caben dudas de que el Edil trata de potenciar este reclamo engañando a la gente con las declaraciones que hizo diciendo que el Gobierno provincial asumió la coparticipación y que está al día; además de que el goteo se cumple normalmente, aún admitiendo que pudo haber unos atrasos", recordó Blanco.

En el mismo sentido acusó al concejal Longhi "de desconocer la norma o bien adrede pretende ser ignorante de la misma cuando dice que el Municipio de Río Grande va a recibir fondos de la coparticipación de la soja que lo puede destinar para estos reclamos gremiales cuando sabe que los fondos de la soja tienen una afectación pura y exclusivamente específica para obra pública".

Pablo Blanco apuntó sus cañones a quienes están orquestando "una campaña política de alguien o de algunos que no saben qué hacer con la provincia, porque uno lee los diarios y se entera que a la Provincia le cortaron el gas, tampoco se entera de que el gimnasio Muriel hace varios meses que no tiene gas porque la Provincia no paga, y ni se entera de una serie de conflictos producto de la falta de recursos que este Municipio supo entender y pretender encausar a través del diálogo".

En el contacto con la prensa local, el Secretario Blanco aseguró estar cansado de la "serie de promesas" del Gobierno provincial "que semana a semana nos decían que se iba a venir cumpliendo con la deuda; que iban a realizar un plan de pago o que se iba a reiniciar el goteo, dicho por la propia Gobernadora al Intendente en el mes de abril, pero resulta que nosotros recibimos una resolución del Ministerio de Economía donde el goteo es solo del 50 por ciento a comenzar a partir de junio. Creo todos estos elementos son indicios de que se pretende ahogar al Municipio de Río Grande".

Comentá la nota