Pablo Blanco aclaró que desde el Ejecutivo municipal "nadie habló de reducir salarios"

Frente a las versiones surgidas a la par de la profundización del análisis sobre la reducción presupuestaria que impulsa el Ejecutivo municipal, ante la fuerte caída de los ingresos por coparticipación, el secretario de Gobierno, Pablo Blanco, ratificó que en los diferentes encuentros mantenidos con los Concejales de la ciudad, como con representantes de los otros organismo que dependen del Estado municipal, y los sectores gremiales, "nadie desde éste Ejecutivo habló de reducir salarios" y rechazó la existencia de un proyecto con esta intención.
"Siempre se dejó bien claro que en el ámbito del Ejecutivo Municipal no había análisis, ni va a haber una reducción salarial. Con mi firma no va a salir una medida de este tipo", insistió el funcionario.

Al mismo tiempo, el Secretario de Gobierno recordó también que la discusión de reformulación presupuestaria se está dando en medio de una preocupante situación que está registrando el Municipio de Río Grande.

Cabe indicar que durante los primeros tres meses de este año la administración municipal ha sufrido una merma de casi 8 millones de pesos en los presupuestado para éste año, a lo que se le suma el aumento dispuesto por el Ministerio de Trabajo en las asignaciones familiares.

En este sentido, recordó que ya se comenzó a aplicar la nueva forma de liquidación respecto de los montos de asignación por hijo en cifras única en el país. "Ninguna institución, publica o privada, paga lo que paga la municipalidad de Río Grande en este concepto", aseguró Blanco.

Estos montos surgen de un convenio que se celebró entre el gremio y el Municipio, y que fue homologado por el Ministerio de Trabajo, donde se estipuló a través de un dictamen previo, la cifra de este rubro.

En sus declaraciones, Pablo Blanco sostuvo que el Ejecutivo municipal va a cumplir con la totalidad del convenio", y que se están buscando la forma y los recursos para hacer frente a los compromisos.

Comentá la nota