Pablo Baca señaló que es "legalmente incompatible" la preservación del Parque Nacional Calilegüa y la explotación petrolífera en el lugar

Tras conocerse el informe solicitado por la legislatura provincial al poder ejecutivo respecto a la explotación petrolífera en el Parque Nacional Calilegua, el diputado Pablo Baca, uno de los impulsores del pedido, sostuvo que se confirmó la ilegalidad de esta situación, ya que dicha actividad no puede realizarse en una reserva natural como la que se encuentra en cuestión.
Además señaló, como ya había anticipado tiempo atrás, la existencia de un pasivo ambiental por los pozos en desuso que yacen en el lugar, uno de los cuales, como agravante de la situación, contamina el arroyo Yuto.

En este escenario el legislador abogó porque las partes involucrados, estado, habitantes de la zona y empresarios, comiencen a transitar un camino que los lleve a la solución.

Respecto a las regalías que deja la actividad para la provincia, Baca sostuvo que el punto pasa más por el daño ecológico que por las ventajas económicas que puede obtener la provincia de esta circunstancia.

De esta forma el diputado expresó que efectivamente, como se mencionara en el pedido de informe, se lleva a cabo una explotación petrolífera en el Parque Calilegua, estableciendo que esto significa un problema de incompatibilidad legal, ya que según las normas vigentes, dentro de un parque nacional o una zona de reserva como la mencionada no se puede llevar a cabo una actividad extractiva de este tipo.

Por otro lado también señaló la existencia de un importante pasivo ambiental en el lugar, por la cantidad de pozos que fueron utilizados, que estuvieron en explotación, y en este momento han sido abandonados sin haberse sellado como corresponde para evitar la contaminación.

"De hecho uno de esos pozos, el llamado numero 3, se encuentra contaminando el arroyo Yuto, por no haberse sellado como correspondía" aseguró Baca.

Por tal motivo, indicó que esta situación irregular se corrige con la intervención de todos los sectores que tienen intereses o derechos por estar involucrados, quienes según afirmó, deben ponerse a trabajar en un plan que puede aportar una solución. "No es sencillo seguramente, pero hay que comenzar a transitar hacia un plan que por un lado permita preservar el parque, solucione el pasivo ambiental existente, y que respete los derechos adquiridos que pudieran existir. Eso lo tiene que hacer el poder ejecutivo" subrayó.

En este sentido aseguró que "a partir de la contestación del pedido de informe, que da cuenta de una situación de hecho que reclama soluciones de tipo político, tiene que elaborarse un plan, en el cual naturalmente deben participar naturalmente todos los interesados y que tiene que tener por objetivo la recuperación de la legalidad y también la solución del problema ambiental existente".

En cuanto a los aportes dinerarios para la provincia de esta actividad, el legislador indicó que "se informa de los aportes que significa la explotación en el parque Calilegüa".

Respecto a ello sostuvo que "no diría que son ínfimos, pero no se justifica, desde mi punto de vista, lo que pueden generar para las arcas provinciales mantener el problema que ya se ha generado desde la época en que explotaba estos pozos YPF, y se sigue generando por causas de esta actividad".

En conclusión consideró que "no pasa por lo que pueda significar de mayor o menor negocio para la provincia las regalías actuales o las que se puedan llegar a obtener, frente a la situación en la que estamos en el parque".

Comentá la nota