Oyhanarte: "Fui víctima de una oleada represiva".

Oyhanarte: "Fui víctima de una oleada represiva".
La ex subsecretaria de la Jefatura de Gabinete denunció intimidaciones desde el propio Gobierno.
Fundadora de Poder Ciudadano, legisladora porteña de la Alianza e integrante del Diálogo Argentino, Marta Oyhanarte acaba de sumar a su largo currículum la categoría de ex funcionaria kirchnerista.

Después de casi un mes de silencio, la ex subsecretaria para la Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia aceptó contar a La Nacion por qué renunció al cargo que ocupaba desde 2003. Denunció que fue víctima de una "oleada represiva", que asoció simbólicamente con "las persecuciones, torturas y desapariciones de la dictadura".

En una entrevista con este diario, la viuda de Osvaldo Sivak marcó un antes y un después de agosto último, cuando la Jefatura de Gabinete designó a un grupo de militantes de la agrupación kirchnerista La Cámpora en la subsecretaría que ella manejaba.

?¿Por qué renunció?

?Se inició una oleada represiva que no puedo dejar de asociar a etapas nefastas de nuestra historia. Simbólicamente lo comparo con persecuciones, torturas y desapariciones de la dictadura, porque son cosas de la cultura del autoritarismo.

?¿Por qué esa comparación?

?Digo persecución porque después del nombramiento de nuevas personas, nos dimos cuenta de que eran informantes. A medida que se enteraban de actividades en marcha, recibíamos la orden de suspenderlas. También pedían listas de empleados y sus tareas, que derivaron en sus pedidos de renuncia. Notamos que teníamos intervenidos los teléfonos.

?¿Torturas y desapariciones?

?Lo digo en sentido simbólico. Asocio las torturas con amenazas concretas de violencia física a mis empleados. Les decían: "Me gusta esta oficina y me la voy a quedar, por las buenas o por las malas". Cuando trascendían estas cosas a los medios, les decían: "Aténganse a las consecuencias" o amenazaban con no firmar la certificación de servicios, es decir, no pagarles el sueldo. Y lo que desapareció fueron los sitios web en los que estaba alojada toda nuestra información.

?¿Qué pasó con su equipo?

?Además de suspender todas las actividades que ya teníamos en marcha, y algunas ya pagadas, se nos prohibió hacer publicaciones. Empezamos a reunirnos fuera de la oficina, como si estuviéramos en la clandestinidad, para poder imprimir un manual de prácticas democráticas para municipios y un resumen de la gestión. Después de que yo me fui, despidieron a casi todo mi equipo, unas 20 personas.

?¿Acusa a los militantes de la agrupación kirchnerista La Cámpora que designaron en su oficina?

?A mí no me consta quiénes eran. Pedí sus CV pero nunca me los mostraron. Pero créase o no ellos mismos reconocían no tener capacidad para el cargo. Explicaron que ése era el pago por dos años de militancia.

?¿Qué explicación le dieron en el Gobierno?

?Ninguna. Ejercieron la peor de las violencias: el silencio.

?¿No tiene idea del motivo?

?Hay que preguntárselo a quienes tomaron la decisión, pero hay dos cosas que me preocupan mucho: que la Presidenta no sepa nada, o lo que es peor, que sepa y deje hacer. Creo que cualquier cuestión que remita a la transversalidad [Oyhanarte es de origen radical] hoy molesta. Por ejemplo, me acusaron de ser "gorila". Pero tengo la sospecha de que esto no es un caso aislado; lo que pasa es que el miedo y la obsecuencia paralizan. Por eso me decidí a hablar.

?Usted dependía de Aníbal Fernández. ¿Lo culpa a él por todo lo que pasó?

?Son designaciones de la Jefatura de Gabinete, que él conduce, pero nunca pude preguntarle. No me contestó ni un mail ni una llamada.

?¿Por qué aceptó el puesto en 2003 si usted nunca fue kirchnerista?

?Yo era parte del Diálogo Argentino y entendíamos que había que poner el hombro para salir de la crisis de confianza que nos agobiaba. El objetivo de la subsecretaría fue fortalecer las relaciones entre el Estado y la sociedad civil.

?¿Y el Gobierno la dejó cumplir ese objetivo?

?Hasta agosto, sí. Estos seis años trabajamos dos líneas fundamentales: como autoridad de aplicación del decreto 1172 de acceso a la información, sentando las bases para hacer operativo el decreto, y por otro lado con gobiernos locales. En Buenos Aires, no se conoce, pero trabajamos en más de 70 municipios donde viven 10 millones de personas en la mejora en la calidad de las prácticas democráticas en áreas como participación, cultura cívica, rendición de cuentas y trato al ciudadano.

?Sin embargo, sobre el kirchnerismo pesan sospechas de corrupción, de falta de institucionalidad y de varias cuestiones reñidas con lo que usted afirma...

?En las democracias hay avances y hay retrocesos. Pero yo sólo me hago cargo de lo que nosotros hicimos, porque recibimos reconocimientos nacionales e internacionales.

?Algunos le reprochan haberse quedado tanto tiempo en un Gobierno cuyo compromiso con la transparencia está muy cuestionado.

?A los que me dicen eso yo les pregunto qué estuvieron haciendo ellos estos 6 años. En mi vida he dado muestras de que es importante ocupar espacios hasta donde uno pueda hacer. Cuando no puedo hacer más me voy, pero todo lo que pude hacer está en mi balance de gestión.

?¿Va a volver a la política?

?Nunca me fui. Yo voy a seguir trabajando seguramente desde la sociedad civil, para hacer plena la vigencia del derecho a la información, y acompañando los procesos de democratización de los gobiernos locales.

MARTA OYHANARTE

Ex subsecretaria de reforma institucional para la democracia

Profesión: abogada

Nacionalidad: argentina

Otros cargos: dos veces diputada radical de la ciudad de Buenos Aires. Fue funcionaria del gobierno porteño entre 1996 y 1997. Fue fundadora y directora de Poder Ciudadano entre 1988 y 1995.

Comentá la nota