Oyhanarte con un pie afuera

Oyhanarte con un pie afuera
La subsecretaria está molesta porque fueron levantadas páginas de la web que apuntaban a transparentar la gestión. Gobierno niega censura.
La subsecretaria para la reforma institucional y fortalecimiento de la Democracia, Marta Oyhanarte, tiene decidido dejar su cargo. Las razones están por arriba de ella. Su área depende del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que embistió contra los pilares de este organismo creado, como su nombre lo indica, para estimular la transparencia y el control público de la gestión. Desde que llegó al cargo, Fernández levantó el sitio "Mejor Democracia", donde se hacían públicas y accesibles las audiencias de todos los funcionarios del Ejecutivo; bajó la web "Auditoría Ciudadana", que promovía la interacción entre ciudadanos y gobernantes; y por último, corrió a la mano derecha de Oyhanarte y designó en su lugar al jefe de la organización kirchnerista La Cámpora, Andrés "Cuervo" Larroque. Este joven K fue uno de los beneficiados con el chárter de Aerolíneas que voló a Montevideo para el partido de Argentina contra Uruguay.

Aunque todavía no lo reconoció públicamente, Oyhanarte ya avisó a su entorno que se irá del puesto que asumió durante la gestión de Alberto Fernández. Desde ahí, se encargaba de motorizar todas las políticas públicas que colaboren con fortalecimiento de la democracia y de las instituciones del Estado. El área depende directamente de la secretaria de Gabinete, Silvina Zabala, quien además de ser la mujer del poderoso ministro es la número dos de la Jefatura. Zabala ni siquiera contesta los mails que le envía Oyhanarte. Mucho menos los llamados.

La primera señal contra esta subsecretaría llegó a principios del mes pasado, según lo consignó entonces el diario Clarín. Sin aviso previo, el portal www.mejordemocracia.gov.ar apareció redireccionado a la web de Jefatura de Gabinete.

Mientras Fernández fue ministro del Interior y de Justicia, nunca accedió a informar sus reuniones para que se publiquen en el sitio impulsado por Oyhanarte. Prefería hacerlo en las páginas de sus ministerios. Ahora decidió dar por terminada esa herramienta que era de libre acceso público y que permitió, por ejemplo, que cualquier persona supiera cuál había sido la última reunión de la ex ministra Felisa Miceli, antes de que la bolsa con plata apareciera en el baño de su despacho.

Sin embargo, en el entorno de Fernández aseguraron que "todos los contenidos pasarán a la página del área central de la Jefatura de Gabinete". Y rechazaron que hayan sido censurados.

Con otro proyecto importante de la subsecretaría había pasado lo mismo. Auditoría Ciudadana "es una herramienta de participación que permite a la comunidad autoevaluar y mejorar su vida democrática" –consignaba la web oficial–. Con sólo hacer un click en www.auditoriaciudadana.gov.ar, podía ingresarse al programa. Ahora, el click transfiere –otra vez– a la Jefatura de Gabinete de ministros. El punto de quiebre para la funcionaria fue el despido de Pamela Niilus, la número dos de la subsecretaría y promotora de todos los proyectos de Oyhanarte. Su apartamiento fue sin disimulo. Su oficina la ocupa ahora un joven K.

Comentá la nota