Oyarbide sigue juntando las causas calientes

Oyarbide sigue juntando las causas calientes
El juez federal Norberto Oyarbide acumuló un nueva denuncia contra Martín Redrado. Como un búmeran, el Gobierno le pidió a la Justicia que investigue al ex titular del Banco Central por no haber denunciado la supuesta lista de "amigos del poder" que, según dijo públicamente, se beneficiaron con la compra de dólares. Con esta nueva presentación, el juzgado de Oyarbide ya carga con tres expedientes relacionados con la crisis en el Banco Central.
El lunes por la noche, Cristina Fernández de Kirchner ordenó a la Secretaría Legal y Técnica que denuncie a Redrado por "encubrimiento". La Presidenta pidió que se investigue si como funcionario del Banco Central "no denunció o no hizo los controles necesarios" sobre la supuesta compra de divisas. La presentación fue formalizada ayer por la Procuración General de la Nación y, una vez más, recayó en el juzgado federal número 7, que está vacante y es subrogado por Oyarbide. El fiscal de la causa, que también es subrogante pero por la feria judicial, es Luis Comparatore.

Los nombres se repiten. Oyarbide y Comparatore también intervienen en la denuncia que presentó Redrado el domingo pasado después de que no lo dejaran entrar a su oficina en el Banco Central. Los abogados del economista interpretaron que el fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal lo ratificó en su cargo. El Gobierno, en cambio, sostuvo que la resolución suspendió a Redrado y, por eso, ordenó impedir su ingreso.

Sorpresivamente, uno de los abogados de Redrado, Ezequiel Cassagne, salió ayer a desmentir las palabras de su cliente que generaron la nueva denuncia judicial del Gobierno. "En modo alguno él ha hecho esa manifestación. Sus declaraciones han sido bastante transparentes; transmitió comunicados o declaraciones hechas desde las puertas de su casa", aseguró. La denuncia sobre "los amigos del poder" fue publicada este lunes por el diario Clarín. Oyarbide también tiene a cargo una tercera investigación, en torno a la anterior denuncia del Gobierno contra Redrado. En aquella, la Procuración lo acusó de "incumplimiento de los deberes de funcionario público" por su reticencia a conformar el Fondo del Bicentenario con el que el Ejecutivo aspiraba pagar vencimientos de la deuda externa con reservas del Central. Mientras las denuncias cruzadas entre el Gobierno y Redrado circulan por los pasillos de Comodoro Py, jueces y fiscales apuestan a que la pelea política se resuelva en el Congreso o, por lo menos, fuera de los tribunales.

Comentá la nota