Oyarbide respondió con ironía a los cuestionamientos de Macri

El juez federal se mostró conciliador y dijo que "no violenta mi espíritu los conceptos encendidos" del jefe de Gobierno. Pero les sugirió a los periodistas apostados en la puerta de su casa que "en defensa de la libertad de prensa le pidan permiso para venir acá".
El juez federal Norberto Oyarbide –a cargo de la causa del escándalo por espionaje en la Ciudad- evitó la confrontación directa con Mauricio Macri y eligió la ironía para responder a los cuestionamientos del jefe de Gobierno porteño.

Ante la guardia periodística que día a día lo espera en la puerta de su casa, el magistrado sugirió que "en defensa de la libertad de prensa, le pidan permiso para venir acá" a Macri.

Poco antes se mostró conciliador, pero mordaz. "No violenta mi espíritu los conceptos encendidos del señor Macri. Creo que son humanamente esperables", expresó.

¿Qué generó la respuesta de Oyarbide? Un fragmento de la conferencia de prensa que un adusto Macri dio ayer al mediodía, en la que el líder de PRO le pidió al juez "mesura" y le recriminó dos cosas: "el accionar mediático y sus temerarias declaraciones de las que tiene que retractarse a las 24 horas".

De cualquier forma, Macri negó que el roce pase a tener forma de pedido de juicio político. Consultado sobre esa posibilidad, fue claro: "Llamo al juez a la reflexión y a la autocrítica. Hasta ahí llegamos".

Comentá la nota