Oyarbide no les otorgó la excarcelación a los Schoklender

Oyarbide no les otorgó la excarcelación a los Schoklender
Es porque es inminente la elevación a juicio y ante la gravedad de las imputaciones.
Los pedidos de excarcelación de los hermanos Sergio y Pablo Schoklender y del contador Alejandro Gotkin, en el marco de la causa por el desvío de fondos de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, fueron rechazados por el juez Norberto Oyarbide, según confirmaron fuentes judiciales a Clarín. Antes de la decisión del juez, el fiscal de la causa Jorge di Lello se había opuesto a la solicitud de los abogados defensores debido a la inminencia de una elevación a juicio oral y la gravedad de los cargos por los que están imputados.

Los tres permanecerán detenidos en la cárcel de Ezeiza donde se encuentran desde el jueves.

La decisión quedará ahora en manos de la Sala I de la Cámara Federal, que está designada para determinar una eventual excarcelación en caso de que se presente una apelación.

Pablo Slonimsky, abogado de Pablo Schoklender, señaló que no le “convencen para nada los nuevos elementos” por los que se decidió el retorno a prisión de Pablo Schoklender y su hermano, y opinó que “no tiene ningún sentido el encierro preventivo” para ambos. El letrado reveló declaraciones de Pablo Schoklender en las que afirma que “el juez ha perdido la imparcialidad” porque “el tratamiento que tienen los planteos de las partes es muy distinto”. Y lamentó que “nosotros hemos sugerido distintas medidas de prueba que no se hacen” mientras que “la querella trae asuntos intrascendentes que son despachados de inmediato”.

Oyarbide decidió citar a juicio también a la titular de la Fundación, Hebe de Bonafini, que deberá presentarse a declarar por primera vez en esta causa, el 26 de febrero, para ser interrogada bajo juramento sobre cómo se manejaban los $ 1.126 millones de dinero público recibido por el programa “Misión Sueños Compartidos”, para construir viviendas sociales.

El abogado defensor de Bonafini, Eduardo Fachal, calificó de “correcta” la decisión del juez de llamarla a testimoniar, y reiteró que su asistida es una víctima en la causa: “Ha quedado muy claro en toda la instrucción que Bonafini confió primero en Sergio Schoklender, después en su hermano Pablo, y en la gente que llevaron a trabajar y ocuparon puestos clave”. Como evidencia a favor de su asistida el abogado subrayó que “No hubo aumento patrimonial de Bonafini y sí de los imputados”, haciendo hincapié en el rol de administración y de gestión de los fondos por parte de los hermanos Schocklender. Bonafini “no tenía los conocimientos técnicos para estar al frente de la Fundación y por eso confió en un apoderado”, afirmó el defensor.

Slonimsky cuestionó en diálogo con Radio América la medida judicial afirmando que les “interesaba escuchar a Hebe de Bonafini antes de que el juez resuelva, pero ahora la citan después de que el juez resolvió”. El fiscal Di Lello, en declaraciones anteriores, había asegurado que la titular de la Fundación Madres de Plaza de Mayo solo podría tener responsabilidades civiles.

El jueves, Oyarbide dictó otros 41 procesamientos sin prisión preventiva, mientras que dispuso la “falta de mérito” de 22 imputados –entre ellos Alejandra Bonafini, hija de Hebe. El juez confirmó que citará el 4 de abril a declaración indagatoria a la ex-ministra de economía kirchnerista, Felisa Miceli, quien era la responsable contable de la Fundación.

Coment� la nota