Oyarbide se corrió de la causa por el avión de Jaime y la pasó a otro juez

La documentación quedó en manos de Bonadio, que investiga a Jaime por dádivas.
El juez federal Norberto Oyarbide decidió que, por ahora, no puede seguir investigando si el avión Lear Jet matrícula N786YA era del ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime. Ayer el juez le pasó toda la documentación recogida sobre el avión que Jaime usaba como propio, a otro juez federal: Claudio Bonadio.

Oyarbide investiga a Jaime por enriquecimiento ilícito. Y como toda la información que obtuvo demuestra que el avión no era de Jaime, le envió el caso a su colega. Bonadio en cambio, investiga si Jaime recibió dádivas durante su etapa de funcionario público debido a que viajó en aviones pagos por empresas vinculadas al sector del Transporte.

Según fuentes judiciales, "se cerraron todos los caminos sobre la propiedad del avión". Es que el Lear Jet 31 A, tal como lo informó la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos, fue comprado en 4.083.000 dólares en diciembre de 2008 por la firma Pegasus Equity Investments, radicada en Costa Rica, mediante un crédito de 3.483.000 dólares otorgado por la sociedad Elkrest Investments Limited, con sede en Tórtola, Islas Vírgenes británicas. El asesor financiero de la operación fue el Banco de Utah, Estados Unidos. La Justicia no consiguió, hasta ahora, los nombres de los dueños: las acciones de este tipo de sociedades son al portador.

Lo único que se pudo comprobar en Argentina, a partir de la documentación llegada desde el exterior, es que el apoderado de Pegasus es Julián Vázquez, hijo del ex asesor de Jaime, Manuel Vázquez Gadea.

Los Vázquez fueron los encargados de -según varios testimonios que figuran en la causa- hacer traer el avión desde los Estados Unidos. Pagaron los honorarios del piloto y también el combustible.

Originariamente el avión iba a ser explotado por la empresa Macair Jet. Había un contrato firmado entre esa firma y Pegasus. En el contrato figuraban datos de Pegasus: una dirección en Costa Rica, un teléfono y un e-mail de contacto losilusos@yahoo.com.ar. En la investigación de Oyarbide, y el fiscal Carlos Rívolo, se comprobó que quien creó esa casilla de correo es Marta Vázquez, que vive en el mismo domicilio que Manuel Vázquez. La explotación del avión al final quedó a cargo de la empresa Aerorutas. Todos los caminos conducen a Vázquez, rozan a Jaime, pero mantienen al ex funcionario, al menos por ahora, fuera del alcance de la investigación.

Con todos esos datos sobre su escritorio, Oyarbide firmó ayer, junto a su secretario Jorge García Davini, la "declinación de competencia". Le pasan los el caso del avión a Bonadio pero no queda cerrado el expediente. Si se llegara a comprobar que el avión que usaba Jaime y su familia, es del ex secretario, Oyarbide retomaría la investigación. También tiene a su cargo determinar si un yate, valuado en un millón de dólares, es de Jaime. Hasta ahora en esa parte del expediente, aparece Manuel Vázquez como la persona autorizada por una sociedad radicada en Estados Unidos, para retirar el yate del astillero donde fue construido. Otra vez Vázquez, pero no Jaime.

En tanto Oyarbide continúa la pesquisa para determinar cómo hacía Jaime para solventar sus gastos con el sueldo de funcionario público.

En el expediente que tiene Bonadio, en cambio, se trata de determinar si Jaime recibió por parte de empresas del Transporte, algún tipo de recompensa por hacer laxos los controles que debía ejercer como funcionario público.

Comentá la nota