Oyarbide: "Mi auto tiene blindadas hasta las gomas"

Oyarbide: "Mi auto tiene blindadas hasta las gomas"
El juez aseguró que recibió mails intimidatorios y que decidió tomar "recaudos". Aseguró que no hallaron teléfonos pinchados en AMIA, pero aclaró que la pericia no terminó. Desde la entidad lo habían confirmado.
El juez federal Norberto Oyarbide admitió haber "reforzado" medidas de seguridad propias, a partir de haber recibido mails intimidatorios. En un acto de honestidad brutal, dijo a los periodistas que lo esperaban en la puerta de su casa: "El auto para movilizarme tiene blindadas hasta las gomas".

El magistrado a cargo de esclarecer el espionaje ilegal a un familiar del atentado a la AMIA, empresarios y políticos, dijo que la decisión no está vinculada "sólo con esa investigación", sino que se trata de tomar "recaudos" por "cualquier posibilidad". Oyarbide también tiene a cargo otras causas de peso político como "la de medicamentos, Skanska y otra de enriquecimiento ilícito muy sonora", sobre el matrimonio Kirchner.

En contracición con las declaraciones de los dirigentes de la mutal judía, el juez declaró este lunes que por el momento "dio negativo" el resultado de la inspección a la AMIA. "Ayer avanzamos sobre la sede para efectuar medidas en el sentido de que pudieran estar los teléfonos intervenidos, pero hasta donde se analizó el resultado es negativo", sostuvo.

Desde la entidad también aclararon a Críticadigital que la inspección dio negativo, aunque sí confirmaron la intervención. ¿Qué significa esto?, que la pinchadura a los teléfonos existió, pero fue levantada. Voceros de la mutual aseguran que dos internos del Departamento de Cultura -el 8891 y el 8892- y también el conmutador general del edificio de Pasteur 633 estaban intervenidos, según las estimaciones iniciales, desde el 18 de julio pasado. Aún desconocen desde cuándo gozan de líneas libres.

Oyarbide no descarta esa posibilidad. En su habitual charla informal con la prensa también advirtió que "no está terminado" el peritaje en la AMIA y que el trabajo iniciado sobre las líneas telefónicas continuará.

El juez reiteró que el viernes denegó la excarcelación del ex jefe policial Jorge Palacios "por el peligro que podría representar (su libertad) para el éxito de la investigación" debido a los "contactos fluidos con los que cuenta" el ex comisario, cuya situación procesal -dijo- "está para ser resuelta" esta semana.

Relató además que el jefe de Gabinete del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, "hizo una presentación muy respetuosa" ante su juzgado, luego de haber trascendido que el funcionario también fue víctima de espionaje. "Facilitó todos sus números, correos electrónicos y demás, así que procederé a verificar si existió alguna irregularidad", manifestó.

Comentá la nota