Overá Pozo comenzará a funcionar en mayo

Overá Pozo comenzará a funcionar en mayo
El basural se inaugurará apenas esté listo el primer "biodigestor", y reemplazará a Pacará Pintado, que será una planta de transferencia
Los desechos que generan los habitantes del Gran San Miguel de Tucumán dejarán de ser depositados en el basural de Pacará Pintado desde el 20 de mayo. Desde ese día funcionará la planta de Overá Pozo, a 50 kilómetros al este de la capital, que será el nuevo destino de los residuos sólidos urbanos.

Mario Criado, gerente general de Servicios y Construcciones La Banda S.R.L, la empresa que tiene la concesión para el tratamiento de los desperdicios, confirmó a LA GACETA que la inauguración tendrá lugar dentro de poco más de cuatro meses dado que, entonces, estará lista la primera "biocelda" -en total se desarrollarán ocho-, en la que se colocarán los desechos para su tratamiento.

Criado detalló que los trabajos en el predio comenzaron la semana pasada. "Estamos en la etapa inicial de la obra y calculamos que, hasta ahora, hemos avanzado el 5%. Tenemos personal trabajando durante las 24 horas", especificó.

Asimismo, aclaró que la firma obtuvo un certificado de aptitud ambiental definitivo. "Eso significa que nunca más necesitaremos renovarlo", explicó, según su interpretación. Esto afirmó mientras exhibía la resolución de la Dirección de Medio Ambiente, fechada el 22 de diciembre de 2009.

Por otro lado, Criado se refirió a los cuestionamientos que recibió el proyecto por parte de los vecinos de la zona en la que se instaló el basural y de los dirigentes políticos de la oposición. "A las críticas constructivas las tomamos y a las que no tienen fundamento, no les damos importancia, nos limitamos a trabajar. Hay mucho desconocimiento. Esto es ingeniería probada. Es repetir la experiencia de Pacará Pintado", dijo. Por eso, descalificó por "políticas" las imputaciones por su supuesta vinculación con causas radicadas en la Justicia Federal en las que se investigan crímenes de lesa humanidad durante los años 70. "Soy gerente de la empresa y fui confirmado en el cargo. Del resto se encarga el departamento jurídico", subrayó.

El Sistema Integral de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos funcionará principalmente en Overá Pozo, pero está previsto que en Pacará Pintado se efectúe la etapa de separación de la basura, ocasión en la que se extraerá el material reciclable y lo degradable se transferirá al nuevo terreno. "Esta es una solución definitiva para el problema de la basura. Es trascendental y servirá para que las próximas generaciones vean cómo no se contamina", subrayó Criado.

Comentá la nota