Otros sectores del radicalismo salieron en defensa de los diputados cuestionados por el partido.

El conocido dirigente del radicalismo formoseño formuló declaraciones expresando su "total rechazo" a la expulsión de los diputados Beatriz Ramírez de Caja y el Dr. Armando Peyró, ya que estimó que "es una disposición traída de los pelos, fuera de tiempo y justo en momentos en que la sociedad formoseña espera que los opositores pongamos nuestra inteligencia en ofrecer una opción creíble, al supuesto modelo de hombre nuevo, que en realidad se ajusta más a la imposición del conformismo".
Quien fuera presidente del otrora poderoso Comité de la Capital, y varias veces miembro de la alta cúpula radical, no titubeó al afirmar que "esto se parece más a un ejercicio de práctica internista para obligar a Peyró, Ramírez de Caja, y al amplio abanico de independientes existentes en el radicalismo formoseño, a negociar en desventaja ante las inminentes elecciones internas convocadas para mayo.

De esta manera y con el argumento de la remanida ‘unidad partidaria’, desgatada hasta el hartazgo, pretenden continuar cada uno en su puesto sin que nada cambie", se quejó.

Comparaciones

"Si el comité provincial juega a tono con el nacional, debería estar conformando equipos de trabajo, y fortaleciendo el concepto de frente opositor con asociaciones, y partidos políticos, sumados a independientes y mostrarlos a la comunidad convocando en conjunto para recrear una provincia para el desarrollo", puntualizó.

Comentá la nota