Hay otros dos imputados y el fiscal ahora va por los autores.

Luego de negarse a declarar, Diego Villafañe y Marcelo Cossutta -socios y organizadores locales del show de los Fabulosos Cadillacs- fueron imputados por la Justicia por fraude a la administración pública. Ambos están relacionados al caso en calidad de "partícipes primarios".
Llegado a este punto, la causa judicial comenzaría a apuntar a los "autores" del delito, es decir a los verdaderos organizadores del concierto y a los responsables del gobierno de Celso Jaque que decidieron "subsidiar" esta actividad privada con 315.000 pesos provenientes de fondos públicos.

Por lo pronto, ayer, el fiscal especial Eduardo Martearena, quien investiga la presunta irregularidad, citó a Villafañe (cara visible de la empresa Offside, organizadora del espectáculo) y a Cossutta (pareja de Mariana Infante, quien ya fuera imputada por el mismo delito y también organizador del show) para que explicaran su papel en el asunto. Ante el silencio de ambos, el funcionario judicial los imputó sin dudarlo.

Por otra parte, tras recibir algunos documentos de los abogados Mauricio Mathon y Daniel Sosa Arditti (representantes de los cuatro imputados) el fiscal habría comenzado a dar los primeros pasos para la liberación de Pedro Infante, padre de Mariana.

El hombre fue detenido por no aceptar someterse al proceso. Infante fue el destinatario de los 315.000 pesos que aportó el Estado y en calidad de representante local de los autores de "Yo te avisé" y "Calaveras y diablitos". Concretamente, recibió siete cheques de 45.000 pesos.

¿Quién cobró los cheques?

Atento a esto, Martearena comenzó a investigar la ruta de estos cheques oficiales y así estableció que Infante cobró uno y endosó los restantes documentos que habrían sido cobrados en ventanilla por las siguientes personas: su hija, el marido de ésta, su cuñada, Villafañe, una mujer que vive en San Juan, y otra que se encuentra en Buenos Aires.

Si bien oficialmente la gente de Offside no declaró, sus abogados deslizaron que los cobros se realizaron así porque nos se pueden cobrar cheques de un monto mayor a los 50.000 pesos.

"En el apuro de la situación, Infante llamó a gente de su entorno para cobrarlos rápidamente porque tenían que pagar algunos gastos del show", relataron.

Además de Villafañe y Cossutta, también pasó ayer por la oficina de Delitos Especiales Marcela Vargas, una escribana que habría trabajado para Offside. "Yo certifiqué una firma, es toda mi actuación", dijo, luego de taparse la cara para que no la fotografiaran.

Para terminar con esta fase de la investigación, el fiscal ha pedido que se busque a la mujer sanjuanina que cobró un cheque, en tanto que la fémina que está en Buenos Aires ya habría acordado presentarse cuando regrese a la provincia.

Comentá la nota