Hay otros cortes en la EPE

Esta vez no fue la energía la faltó, pero sí el personal de atención en las distintas oficinas de la empresa y no sólo en Rosario. Son unos 120 subcontratados que piden incremento salarial y mejores condiciones laborales.
"Algunos tenemos casi siete años de antigüedad como contratados y no llegamos a los 1.200 pesos mensuales", graficó Claudia una de las empleadas subcontratadas de la Empresa Provincial de la Energía en Rosario, que ayer hicieron un paro de actividades que abarcó varias dependencias en esta ciudad y en localidades del sur provincial. La medida involucró a personal que no es de planta permanente y cumple tareas administrativas y chequeando los medidores domiciliarios para hacer las tomas de consumo que después sirven para elborar las boletas que paga el usuario. Por otra parte, ayer se confirmó que se viene el aumento de las expensas por una suba en las tarifas de la energía eléctrica. El incremento se sentirá en los edificios de altura que tienen un consumo superior a los mil kilovatios por bimestre, en los espacios comunes.

Los empleados subcontratados de la EPE que reclamaron ayer, si bien no pertenecen a la planta permanente ni son estatales, pretenden similares derechos. En rigor, lo de ayer fue un quite de colaboración que "por lo que nosotros sabemos afectó la atención al público en la sucursal de calle Rioja que en algún momento tuvo que cerrar sus puertas, y aquí en la sede bulevar Oroño donde tuvo que bajar personal jerárquico para atender al público", dijo otro de los empleados que reclama aumento salarial y mejores condiciones de trabajo. Y agregó que "por lo que nos contaron nuestros compañeros de la sucursal en Totoras, directamente cerraron las puertas porque no había nadie para atender", dijo describiendo un poco la situación en la zona sur de la provincia.

Otro de los trabajadores en conflicto, Julio, le dijo ayer a la prensa, que "queremos que la empresa mejore nuestra situación. Al día de hoy tenemos el mismo sueldo desde hace dos años, estamos en los 1.200 pesos y nadie puede llegar a fin de mes con esa cifra", señaló. Y agregó que los trabajadores involucrados son unos 210 subcontratados por el EPE que sin ser estatales, cumplen similares tareas. "No estamos en ningún convenio, nos dijeron que este procedimiento no es legal y que al menos, tendríamos que estar en el mismo nivel que cualquier empleado de la empresa", sostuvo. De continuar el conflicto, advirtieron, podría quedar afectada la emisión de las facturas.

Por otra parte, ayer también se supo que se viene un incremento en las expensas en los edificios de altura porque el gobierno provincial decidió una quita de subsidios al consumo de más de mil kilovatios hora por bimestre. Si bien, la mayor parte de los propietarios o inquilinos de departamentos no consume esa cantidad de energía por su cuenta, sí llegan a esa cifra con los gastos comunes que conforman las llamadas expensas. Y así lo aseguró Juan Carlos Lagrange, de la Federación Argentina de Consorcios (FAC), quien observó que "cualquier edificio puede consumir más de mil kilovatios si tiene más de dos ascensores, teniendo en cuenta las luces de los palieres y demás consumos", dijo a Radio Dos.

Comentá la nota