Otros comedores reciben a la gente de los Quiroga

En el "Club de Madres de la Costanera", ubicado en el corazón del barrio La Milagrosa de Banda del Río Salí, alimentan a 120 personas
El cielo gris, la lluvia y la baja temperatura exacerbaron la demanda para un plato de comida caliente. El aroma envolvía la esquina de Dorrego y Miguel Lillo, en el barrio La Milagrosa, de Banda del Río Salí. Adentro, Lucinda Maltés, la cocinera del comedor del "Club de Madres de la Costanera", había preparado un exquisito arroz con pollo, que sirvió de sustento a unas 120 personas, de distintas edades de la zona.

Desde hace casi tres décadas, Vilma Rivero, de 80 años,es la presidenta del comedor. "Todo lo hicimos a pulmón", se enorgullece ante LA GACETA. "Antes estábamos en Perú al 800: era muy precario. Una vecina nos cedió parte de su casa para que cocináramos. Teníamos que traer leña de las márgenes del río (Salí)", recordó.

Teresa Ledesma de Galante, quien durante los 80 trabajaba en el entonces Ministerio de Bienestar Social (hoy Ministerio de Desarrollo Social), colaboró para que doña Vilma consiguiera el lugar donde actualmente funciona el comedor.

Gracias a que realizaron los trámites legales, consiguieron ayuda de la Nación, que los subvencionó. "Actualmente, tenemos inscriptas unas 200 personas, pero nunca vienen todas. Por lo general comen entre 120 y 150 y, algunos, llevan la comida a su casa", precisó.

El comedor funciona de lunes a viernes, de 9 a 14. El menú es variado e incluye postre. "El miércoles habrá kipe con puré y sopa", adelantó la cocinera.

Cuando nuestro diario llegó hasta el lugar, tres personas, quienes acostumbran almorzar en otros comedores, llevaban un poco de arroz con pollo en un recipiente. "A veces vamos al otro comedor, el de los Quiroga, pero hoy no abrieron -aseveró una de ellas-. Y aquí cocinan más rico", bromeó.

"Hay comedores de los Quiroga que funcionan los lunes, los miércoles y los viernes. Además, sólo van familiares y allegados de gente que trabaja con ellos", agregó un vecino de la zona.

Como se recordará, durante la mañana del sábado, una treintena de personas, en su mayoría mujeres, fueron hasta el fuero penal de tribunales (avenida Sarmiento al 400) a apoyar a los hermanos Guillermo y Manuel Quiroga, y a la puntera Amelia Herrera. Los tres fueron detenidos tras la denuncia de Verónica Pedernera, quien acusó a los dos últimos de haberle sustraído su tarjeta de débito del programa "Argentina Trabaja". Los manifestantes dijeron que, por esa situación, 18 comedores, que administrarían los hermanos Quiroga, estaban parados. Posteriormente, la ministra de Desarrollo Social, Beatriz Mirkin, negó todo vínculo del Gobierno con los detenidos. "En el plano alimentario, los hermanos Quiroga no tienen asignados comedores", aseveró.

A Villa Urquiza

El abogado de Manuel y de Guillermo Quiroga, Jorge Fernando Pabón, explicó que hoy hará una presentación ante el fiscal de feria, Carlos Sale, para ratificar la inocencia de los detenidos. La estrategia del letrado es desvincular a los Quiroga de la puntera Herrera. "Manuel la conoce, pero ella no pertenece al circuito de trabajo de los comedores", manifestó.

En contraste, fuentes judiciales informaron que los hermanos Quiroga serán trasladados hoy a la cárcel de Villa Urquiza. En tanto, Herrera se encuentra detenida en la Comisaría de la Mujer.

Comentá la nota