Otro revés para el Municipio en la pelea judicial con CET

El Tribunal Superior ya había frenado en mayo el debut de la restricción horaria de las slots. Ahora, ratificó con una medida cautelar que Río Cuarto no puede ponerle límite al negocio del grupo Roggio.
Las tragamonedas seguirán facturando las 24 horas en Río Cuarto. Así lo determinó el Tribunal Superior de Justicia, que dictó una medida cautelar en favor de la empresa CET y le ordenó a la Municipalidad que se abstenga de aplicar la ordenanza que intentó ponerle un límite horario al juego en la ciudad.

El máximo tribunal ya había emitido una precautelar el 15 de mayo, el mismo día en que comenzaba a regir la ordenanza 262, que fue aprobada el 30 de abril de este año y que establecía restricciones de entre 9 y 10 horas a la sala de juegos de CET. Ahora, dio un paso más y emitió la orden de no innovar hasta tanto emita la sentencia de fondo.

En consecuencia, la ordenanza que llevó 9 meses de debate no pudo aplicarse ni un solo minuto.

En su resolución, el Tribunal Superior da pistas y permite deducir cuál será su sentencia definitiva. Ninguno de esos indicios favorece a la Municipalidad. Además, como en su presentación CET amenazó con demandar a la Provincia por incumplimiento en los términos de la licitación del juego, el máximo tribunal le dio participación en el juicio al Estado cordobés en calidad de tercero interesado. Así, la Provincia tendrá los mismos derechos y facultades que los demás actores. No es, precisamente, una buena noticia para el Municipio: hasta ahora, el gobierno de Juan Schiaretti ha defendido a rajatabla la postura de CET y ha señalado que Río Cuarto no tiene facultades para limitar a las slots.

La empresa del grupo Roggio no sólo advirtió que le iniciaría juicio al Estado provincial si la ordenanza riocuartense se aplica; además, puntualizó que despedirá al 33 por ciento de la planta de personal porque la facturación de la sala de juegos se verá seriamente afectada por la restricción horaria.

La presentación de CET ante el Tribunal Superior tiene dos partes. Por un lado, reclamó que la ordenanza riocuartense sea declarada inconstitucional. Pero, mientras tanto, para evitar daños en su patrimonio, pidió que una medida cautelar suspendiera

La acción declarativa de inconstitucionalidad es un recurso extraordinario y específico.

Deben existir razones fundadas para que el Tribunal Superior lo acepte. Y, en el caso de CET, el máximo órgano judicial hizo lugar al pedido y, por lo tanto, definirá si es constitucional o no la restricción que impulsó el intendente Juan Jure y votó el Concejo Deliberante. Pero, hasta que esa decisión llegue, tendrá efecto la medida cautelar.

Los siete miembros del Tribunal señalaron en la resolución que la orden de no innovar no implica un adelantamiento de opinión sobre la inconstitucionalidad de la ordenanza.

Sin embargo, puntualizaron: "No obstante, cabe observar que el tratamiento acordado a la medida cautelar solicitada responde a la circunstancia de que, en el caso, lo que se discute es la intensidad -cantidad de horas habilitadas- de una actividad que ‘ya’ está prestándose en el ámbito del Municipio de Río Cuarto, quien en su momento efectuó una valoración del mérito, oportunidad o conveniencia, en relación a los intereses comprometidos y los beneficios económicos contenidos en el contrato de concesión".

El Tribunal agregó: "Asimismo, el 12 de enero de 2004, el intendente de Río Cuarto, juntamente con otros intedentes de distintas localidades de la Provincia firmaron un convenio con CET, en virtud del cual se establecían una serie de beneficios, obligaciones y reconocimiento de atribuciones por las partes firmantes, condicionando su operatividad a la ratificación por la Legislatura de la Provincia y los Concejos Deliberantes de los Municipios; el Concejo Deliberante de Río Cuarto lo ratificó con el voto unánime de los concejales".

En esos dos párrafos, el Tribunal Superior está diciendo que hay actos anteriores de la Municipalidad que avalaron el funcionamiento de CET y el criterio de que sólo la Provincia puede regular las slots. El final de la historia parece cantado.

El párrafo cuestionado

Artículo 2 de la ordenanza 262/09: "El horario de funcionamiento de las salas o locales de entretenimiento de juegos de azar autorizados por el Gobierno de la Provincia de Córdoba (slots, bingo, etc) en funcionamiento en la ciudad de Río Cuarto, se fija: 1. Los días lunes, martes, miércoles y jueves, desde las 18 hs hasta las 8 hs del día siguiente; 2. Los días viernes, sábados, domingos y vísperas de feriado, desde las 17 hs hasta las 8 del día siguiente".

Comentá la nota