Otro represor de la dictadura fue condenado a cadena perpetua

Se trata del ex subjefe del Primer Cuerpo del Ejército, Jorge Olivera Róvere, de 83 años, quien estaba procesado por 116 secuestros y dos asesinatos. Al ex coronel Bernardo Menéndez le cayó la misma pena. Tres generales, absueltos
El Tribunal Oral Federal 5 dictó prisión perpetua en el juicio que se le sigue a Róvere por crímenes de lesa humanidad, por algunos cargos por su responsabilidad en los 116 secuestros y dos homicidios entre 1976 y 1980 que se le imputaban.

A su vez, la Justicia dictó la misma pena para el coronel retirado Bernardo José Menéndez. En tanto fueron absueltos el general de brigada retirado Teófilo Saa, el teniente coronel retirado Felipe Jorge Alespeiti, y Humberto José Lobaiza, también procesados en la causa.

Vale aclarar que tanto Róvere como Menéndez cumplirán sus penas en su hogares dada su avanzada edad. Claro que los dos condenados seguirán libres hasta que la pena quede firme.

El abogado querellante Luis Bonomi cuestionó la sentencia, y acusó al Tribunal de ser "cómplice de la impunidad". "Hemos denunciado esto ante el Consejo de la Magistratura y lamentablemente avaló el funcionamiento. Imagínese la preocupación de los querellantes, porque este tribunal va a juzgar la megacausa ESMA", enfatizó Bonomi.

Frases polémicas

Durante su descargo, el ex general Róvere aseguró que la "acción psicológica del terrorismo sigue en plena vigencia" y en la actualidad "se apoderó de la opinión pública". Así lo hizo el ex general al dar sus últimas palabras en el juicio que se le sigue por violación a los derechos humanos y en donde hoy a la tarde el Tribunal Oral Federal N° 5 (TOF5) dará conocer la sentencia.

Olivera Róvere, de 83 años, leyó un escrito durante poco más de una hora: "no ejercí ni impartí órdenes que puedan lesionar los derechos humanos", dijo.

De esta manera, el represor negó cualquier tipo de responsabilidad en los 116 secuestros y dos homicidios, por los cuales fue llevado a juicio oral y público.

Para el número dos del fallecido Guillermo Suárez Mason, hubo una "mendaz exageración" de la represión ilegal, y la minimizó al "recorrido de patrullas en condiciones de disuadir al enemigo".

También cuestionó la cifra de 30.000 desaparecidos al señalar que la misma "fue puesta en duda".

Los otros imputados son los el coronel retirado Bernardo José Menéndez, el general de Brigada retirado Teófilo Saa, el teniente coronel retirado Felipe Jorge Alespeiti, y Humberto José Lobaiza.

Comentá la nota