Otro policía junto a Fino

Otro policía junto a Fino
El ex dirigente de Boca Juniors Roberto Digón le entregó al juez Norberto Oyarbide una serie de fotos tomadas en el estadio xeneize en las que se ve al comisario retirado Jorge "Fino" Palacios junto a otro policía que, a su entender, podría ser Ciro James.
En el juzgado ayer mismo verificaron que no se trata de James sino de otro policía que trabajaba en la seguridad del club en los tiempos en que Mauricio Macri lo presidía. El hombre en cuestión, que en la imagen aparece con un chaleco de la Policía Federal, fue citado a última hora para que se presente hoy a declarar como testigo y diga si el espía trabajaba allí. También fue convocado el parapsicólogo Daniel Leonardo, cuñado del jefe de Gobierno porteño, quien tuvo el celular pinchado el año pasado. Ya declaró dos veces: la primera apuntó a su suegro Franco Macri y también a Mauricio.

Aunque el de las fotos que entregó Digón no sea James, en el juzgado creen que su testimonio será de utilidad por lo menos para ver si lo conocía, si trabajaba efectivamente en Boca. Hasta ahora se corroboró una estrecha relación del espía con el ex jefe de la Policía Metropolitana Fino Palacios y se sabe que fue nombrado en mayo del año pasado en el Ministerio de Educación porteño, justo unos días después de que comenzaran las escuchas ilegales a Leonardo. Las grabaciones de las conversaciones telefónicas del cuñado de Macri las retiraba James de la SIDE, igual que las de otras nueve víctimas identificadas por el juzgado hasta el momento, entre ellas Sergio Burstein, familiar de las víctimas del atentado a la AMIA.

Digón, dirigente peronista, ex diputado, está enfrentado con Macri en el deporte y en la política. "En Boca todo el mundo hablaba de Ciro", declaró en la Justicia. "Yo no lo conocía", aclaró. Algunos amigos suyos, dijo Digón, al parecer sabían quién era y se lo habrían señalado en las imágenes. La serie fotográfica que aportó en la causa fue tomada el día que fue declarado "persona no grata" en el club por sus denuncias sobre reventa de entradas y que fue expulsado de la cancha en medio de un partido entre Boca y Banfield. Quien también habló de Boca en su testimonio fue la legisladora Gabriela Cerruti. Señaló una coincidencia entre el club de fútbol y el Ministerio de Educación porteño: dijo que en los tiempos en que Palacios manejaba la seguridad xeneize y el presidente era Macri, el gerente general de Boca era Andrés Ibarra, actual segundo en la cartera de Educación porteña, donde precisamente se desempeñaba James hasta que fue detenido por el espionaje a comienzos de octubre. Desde la semana pasada se le sumó Palacios. Ambos están en Marcos Paz y sus pedidos de excarcelación están en la Cámara Federal.

La nueva citación al cuñado de Macri estaría relacionada con dos cuestiones: por un lado, el juez quiere que le haga un relato del confuso episodio en el que fue baleado en la puerta de su casa en Ituzaingó. Ante la fiscalía descentralizada de esa zona, Leonardo dijo –según informaron fuentes de la investigación– que dos personas lo "quisieron agarrar", pero no se definió ni por la teoría del robo ni por la del atentado. La fiscal mantiene la calificación de tentativa de robo, el abogado del parapsicólogo dice que pidió que sea modificada por tentativa de homicidio.

Pero Oyarbide quiere oír al esposo de Sandra Macri por otra razón: es un e-mail al que se refirió en una entrevista con la revista Noticias, que le habría llegado desde el área de prensa del gobierno porteño. En el texto supuestamente le habrían indicado lo que tenía que decir para despegar a Mauricio Macri del escándalo del espionaje y le aconsejaban cargar las tintas sobre el suegro, Franco. El correo habría sido recibido por Leonardo después de declarar la primera vez ante Oyarbide. En esa ocasión, contó que tenía un conflicto histórico con Franco Macri, quien –según su relato– hizo todo lo posible por sacarlo de la familia, desde amenazarlo hasta ofrecerle dinero. Apuntó al suegro por las escuchas y dijo que creía "sin posibilidad de error" que "Franco Macri habrá hablado con Mauricio Macri a los efectos de que violaran mi intimidad por medio de la pinchadura de mi teléfono". En un reportaje posterior con este diario, dijo que tenía "buena relación con Mauricio".

Comentá la nota