Otro día de paro y movilización de ATE

Un grupo de trabajadores estatales nucleados en ATE marchó ayer por el centro de la ciudad en reclamo de aumento salarial y en el marco de un paro por 24 horas. Para el miércoles próximo el gremio ya tiene planificada otra huelga.

La manifestación salió desde la sede del sindicato, pasó por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en donde entregaron una nota denunciando el "desmantelamiento" del Ministerio de Desarrollo Social.

Luego la columna pasó por el Iadep donde reclamó estabilidad Laboral y la apertura del convenio colectivo de trabajo. La marcha concluyó en la Casa de Gobierno.

A pesar de la lluvia los trabajadores realizaron un acto en la puerta de la Gobernación donde Ernesto Contreras, secretario general del sindicato, aseveró: "El Gobierno dice que no tiene plata pero por otro lado no se anima a presentar el presupuesto de la provincia".

"Hay un ocultamiento en los números. Hablan de que están en rojo pero vemos por otro lado el derroche de dinero en la planta política y en créditos de 6 millones de pesos que otorgaron el Iadep y el Ministerio de Desarrollo Territorial, a cuatro empresas privadas", aseveró Contreras.

El secretario general de ATE vociferó que los trabajadores no van a pagar la crisis, porque no fueron los que la generaron.

De la concentración participaron trabajadores de Desarrollo Social, EPAS, Centro de Atención a la Población Judicializada, Centro de Atención a la Víctima, Registros Civiles, Hospitales de Neuquén, Centenario, Plottier, ISSN, UAF, Obras Públicas, Jubilados, Ministerio de Desarrollo Territorial y Rentas.

Para el próximo miércoles el gremio local se sumará a una convocatoria nacional por la que volverán a marchar a Casa de Gobierno y municipalidades en reclamo de mejoras salariales.

Durante esa jornada exigirán la creación de un fondo federal del salario para todos los trabajadores de la administración pública y la incorporación de todos los estatales a la conformación del salario mínimo vital y móvil.

Además, reclamarán una Ley que garantice mayor coparticipación del gobierno nacional a las provincias y los municipios.

Comentá la nota