Otro parche para seguir frenando el conflicto petrolero

La salida que se encontró a la crisis del sector es parcial, y en las empresas no genera mucho entusiasmo. El gremio petrolero realizará el lunes una asamblea para dar a conocer los detalles del acuerdo. Están invitados los gobernadores Jorge Sapag y Miguel Saiz, y a la noche se espera la presencia de la viceministra de trabajo, Noemí Rial.
El gremio petrolero dio por finalizado el conflicto en el sector luego de que su titular Guillermo Pereyra anunciara en las puertas del sindicato que los trabajadores despedidos de la firma Key serían reincorporados por otras empresas tras alcanzar un acuerdo en Buenos Aires con las empresas operadoras y de servicios.

Pasadas las 20 y tras finalizar un paro de actividades de 48 horas en el sector, Pereyra junto al secretario adjunto, Ricardo Astrada, arribaron a la sede central del gremio donde fueron recibidos por los delegados, afiliados y trabajadores de la empresa KEY.

En una improvisada asamblea se informó a los petroleros sobre lo acordado en Buenos Aires por las empresas, las provincias, y el gobierno nacional: una serie de medidas que -según la versión optimista- permitirán recomponer el precio del gas en boca de pozo y que derivará, paulatinamente en la reactivación de la actividad.

El acuerdo, firmado por los gremios del petróleo y el gas, los presidentes de las empresas y autoridades nacionales y provinciales, fue adelantado por el gobernador neuquino Jorge Sapag y contempla una mejora del precio del gas (alrededor de un dólar más por millón de BTU) que es comprado por las empresas generadoras de electricidad (centrales térmicas) a través de CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) y un redireccionamiento de los recursos que se obtienen a través del fondo compensador que se utiliza para financiar el gas en garrafa y el metanol que se importas de Trinidad y Tobago, para asistir a las empresas que vuelquen sus equipos en la búsqueda de gas.

Según explicaron desde el gremio petrolero, "los términos y detalles del acuerdo serán dados a conocer en una asamblea que se llevará a cabo el próximo lunes en la Vuelta de Obligado de esta ciudad, y a la que fueron invitados los gobernadores de Río Negro y Neuquén y donde, además de la presencia de los dirigentes sindicales, estará el Subsecretario de Gestión del Ministerio de Planificación Federal, Lic. Emilio Baratta, uno de los artífices, junto al Ministro de Planificación Julio De Vido, del acuerdo alcanzado.

También se anunció que en horas de la noche se sumará la Viceministra de Trabajo de la Nación, Dra. Noemí Rial.

Según trascendió, el precio alcanzado para las ventas realizadas a las centrales térmicas estará por debajo del valor que hoy se pacta entre las operadoras y los grandes usuarios, que oscila en los tres dólares el millón de BTU. Llegaría aproximadamente a los 2,40 dólares.

Los recursos del fondo compensador, sería utilizado en parte para evitar que el aumento en el precio del combustible sea trasladado en forma directa a los usuarios residenciales.

Sin embargo, todo dependerá de la cantidad de gas que se destine a industrias y la cantidad que se destine a usuarios residenciales. En estos años, el gas neuquino se destinó al uso residencial, y por eso se le pagó a la provincia y a los operadores de sus yacimientos el menor precio del mercado regulado regional. La pretensión actual, de subsidiar el gas más caro y aumentar el más barato, no termina de convencer a los expertos: es otra vuelta de tuerca distorsiva, que puede calmar la agitación del sector coyunturalmente, pero que no tiene posibilidades de constituirse en una solución a mediano y largo plazo.

Comentá la nota