Otro Papelón

Infoglaciar - El Gobernador no tiene ningún sobrino varón. Ya se lo hemos explicado al operador turístico que dio ese dato. No somos responsables por alguien que dice ser pariente". Con estas frases, un vocero calificado del Poder Ejecutivo desmintió que entre los responsables de los desmanes a la llegada de un crucero en Puerto Madryn, se encuentre un familiar del Gobernador Das Neves. La pelea entre operadores de agencias turísticas "es un papelón mundial", dijo el intendente Eliceche.
"No fue Sabina, no cantó Madonna, el catering fue un asado y el tipo no es un pariente". Mezclando buen humor con ironía y una pizca de resignación, el operador más calificado del Gobierno aprovechó una conversación informal para desmentir la serie de versiones que rodó y rodó durante el fin de semana, potenciadas con la gresca "turística" del domingo, a poco del arribo del crucero "Vendaam" a Puerto Madryn.

Las alusiones a los dos cantantes y al catering, refieren a los comentarios populares sobre la fiesta de casamiento de María Victoria Das Neves, la hija del Gobernador Das Neves, el pasado fin de semana en Trelew, originados especialmente en el militante fervor de los medios oficialistas, que dieron la primera puntada de las versiones.

Es que se sabe desde siempre que los papistas siempre son más entusiastas que el Papa y sus pintoresquismos más de una vez le han traído dolores de cabeza y no buena fortuna al Gobierno.

En cuanto al "sobrino" aparentemente apócrifo, el vocero gubernamental aseguró que la desmentida también se hizo llegar al empresario que difundió la especie. El hombre había señalado que el grado de parentesco esgrimido, le otorgaba "impunidad" al protagonista del desorden.

Para el intendente de Puerto Madryn, Carlos Eliceche, los responsables "son tres o cuatro que le hacen mucho mal a la ciudad y que arruinan el trabajo de miles de personas", al anticipar que se harán denuncias ante la Fiscalía local y que posiblemente se decida el retiro de las licencias y habilitaciones a los responsables de la trifulca.

Comentá la nota