Otro papelón estatal: taxis especiales que no sirven

El Municipio neuquino habilitó 16 taxis para transportar discapacitados: especialmente sillas de ruedas. Pero las aseguradoras no reconocen el riesgo de accidente, porque se hizo una adaptación del vehículo no homologada por las normas de seguridad vigentes. Por lo tanto, los taxistas "especiales" no transportan sillas de ruedas.
A partir de lo que se informó este martes de la reunión que tuvieron los concejales capitalinos con el subsecretario municipal Gustavo Benko, quedó en evidencia un nuevo papelón político-estatal: los taxis habilitados para el "servicio diferencial" (transportar discapacitados) no transportan discapacitados en sillas de ruedas porque en caso de accidente los seguros no cubren el riesgo.

"Los permisionarios de este servicio diferencial de taxis, - solo son 16 licencias especiales- se niegan a transportar a discapacitados con sus sillas de ruedas porque las aseguradoras no les cubre el riesgo ante un eventual accidente" dijo Benko, ante la evidencia de que en agosto se suspendió ese servicio.

Las empresas aseguradoras se niegan a prestar cobertura a estos automóviles debido a que la adaptación que se hizo en la carrocería de los mismos es de características "artesanales" y no esta homologada por normas de seguridad.

Obviamente, la discusión de este martes, en el seno de la comisión de servicios públicos, se enfocó en la ordenanza que habilitó estos vehículos (la ordenanza 10.742) impulsada por el Ejecutivo Municipal.

El presidente del bloque del MPN, Julio Ocampo admitió una falta de previsión en ese sentido, y reconoció que más allá de que en su origen hubo buena intención existían errores. "Hay aspectos que no se previeron, si se hubieran considerado las exigencias de las aseguradoras no podría haberse otorgado nunca la licencia para taxi diferencial a ninguna unidad", señaló Ocampo.

Además, los concejales plantearon diferentes alternativas para incentivar el uso dado que otro problema "real" es que los pedidos de este tipo de transporte son muy pocos en el día.

El concejal de Recrear, Marcelo Bermúdez, propuso crear una línea telefónica especial en el Municipio que se encargue de recibir y ordenar los viajes. Entendió que si el Ejecutivo tuvo buenas intenciones debía hacerse cargo de la organización.

Sin embargo, se desestimó la propuesta debido a que el Municipio quedaría ante cualquier inconveniente con la misma responsabilidad civil que el permisionario.

Benko expuso, que las reformas que debía realizar cada licenciatario de estas unidades debían hacerse en una metalúrgica, con un costo estimado de 9.000 pesos.

Julio Ocampo señaló que si los prestatarios no prestaban el servicio para el que habían concursado para obtener la licencia; debía revocárseles los permisos."En definitiva entraron por la ventana 16 licencias a pedido del Órgano Ejecutivo Municipal y ahora se dan cuenta que no sirven. Cada permisionario sabía donde se metía, fueron por su propia voluntad, concursaron; conocían las reglas del juego ", expresó Ocampo.

Finalmente, Benko se comprometió a conseguir la reglamentación de la ordenanza para poder introducir las modificaciones que resultan necesarias para redefinir la prestación del servicio. Aunque antes, se deberá acordar una metodología consensuada con las Asociaciones de Discapacitados, que prevea imponer la reforma de las estructuras del vehículo, que serán con cargo a los permisionarios.

Si es que alguna vez se hace este trámite, ciertamente costoso.

Comentá la nota