Otro opositor a Chávez pidió asilo en Perú

La Policía revisó su casa, con una orden de detención, luego de que organizara una marcha contra el caudillo caribeño el 22 de agosto
El dirigente opositor venezolano Oscar Pérez, asesor del alcalde de Caracas, pidió asilo en Perú, con el argumento de que se considera un perseguido político, dijeron fuentes de su partido, Alianza Bravo Pueblo (ABP).

Pérez desapareció de la escena pública el 22 de agosto, luego de que una marcha opositora en Caracas, de la que él se hizo responsable, terminara con choques con la Policía.

Las fuerzas de seguridad revisaron su casa recientemente, con una orden de detención por el cargo de instigación al delito y asociación para delinquir y para que respondiera por los daños ocasionados en la marcha.

Por el mismo caso que se acusa a Pérez están presos el prefecto de Caracas, Richard Blanco, máxima autoridad civil de la ciudad, y el estudiante universitario Julio César Rivas.

El abogado de Pérez, Ángel Delgado, confirmó desde Lima que ayer se presentó la solicitud de asilo en la Cancillería e indicó que por su caso seguramente el gobierno de Perú le otorgará el refugio.

"Se le acusa de ser reponsable de los desmanes ocurridos en torno a la marcha del 22 de agosto, por ser uno de los convocantes y uno de los organizadores. Pero su participación en los supuestos daños demandaría una investigación que no se hizo. Aquí se está violentando el debido proceso", advirtió Delgado.

En Perú están asilados varios otros dirigentes opositores venezolanos, incluyendo al ex gobernador del estado de Zulia y ex candidato presidencial Manuel Rosales, quien salteó de esa manera un proceso por supuesto enriquecimiento ilícito.

Comentá la nota