Otro multimedios en la lista de enemigos del oficialismo

Aníbal Fernández salió a cruzar duramente al dueño del Grupo Uno y accionista, junto a De Narváez, del canal América. "Siento vergüenza ajena", dijo.
El Gobierno sigue eligiendo a los multimedios como su principal enemigo. Mientras comienza a tratarse la nueva Ley para el sector, El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández cruzó con dureza a Daniel Vila. "Sentí vergüenza ajena con las declaraciones que realizó este empresario en referencia a la ley de Comunicación Audiovisual.

El funcionario aseguró que "la ley de la dictadura no puede estar más" y que la sociedad fue "incapaz" durante muchos años de modificarla. En ese sentido, sostuvo que el proyecto de ley tiene que "garantizar que cualquiera de las expresiones sean consideradas".

"Vila no tuvo ningún inconveniente en pasar por la Casa de Gobierno todas las veces que fuera necesario y casi convertirse en un chupamedias del gobierno para poder regularizar su situación de deuda de casi 48 millones de sus medios", señaló Fernández.

Para el jefe de Gabinete, pasó de "tener un gesto alcahueteril para buscar una ventaja sentado a dos metros de la Presidenta y ahora dice estas barbaridades", al tiempo que sostuvo que "lo que está defendiendo Vila es su kiosco y no a los argentinos".

Vila es presidente de UNO Medios y este miércoles acusó en un durísimo discurso al matrimonio Kirchner de querer "amordazar" a la prensa primero y a la ciudadanía después con el proyecto de ley y consideró que se trata de "la violación jurídica e institucional más grande que haya sufrido el país desde el golpe de Estado de 1976".

El empresario hizo estas declaraciones durante un discurso en la inauguración de la redacción multimedia en Mendoza, donde confluyen las redacciones de 13 medios de su propiedad, según consignó el portal del diario UNO y transmitió en directo el Canal América, de propiedad del empresario, junto a José Luis Manzano y al diputado Francisco de Narváez.

Asimismo, el empresario consideró que "la materia prima de este Gobierno es la mentira" y aprovechó para mencionar algunos casos resonantes de corrupción como el de Skanska y el de la famosa valija de Antonini Wilson.

Vila cargó también contra la publicación de los índices de medición que el INDEC ha difundido sobre la pobreza y la inflación: "¿Cómo pretenden manejar la información si no pueden manejar los números?", se preguntó.

Además, el empresario aseguró que la propuesta que Cristina Fernández envió al Congreso tiene dos objetivos: "uno ideológico, cumplir con los amigos de turno del poder" y otro, el verdadero: "permitir el ingreso de las telefónicas en el mercado de los medios de comunicación. No me extrañaría algún acto más de corrupción".

Comentá la nota