Otro juicio por corrupción contra Berlusconi y su hijo

El primer ministro italiano Silvio Berlusconi está involucrado en un caso judicial en el que pueden acusarlo de apropiación indebida. También su hijo mayor Piersilvio está por ir a proceso bajo la acusación de fraude fiscal. En total son doce los sospechados de haber maniobrado con compras a precios inflados de películas y series de televisión, para utilizar las diferencias en cuentas corrientes con fondos negros en algunos paraísos fiscales.
Entre los investigados se encuentran Fedele Confalonieri, amigo desde la adolescencia de Berlusconi y su brazo derecho en Fininvest-Mediaset, el imperio televisivo que abarca las tres grandes redes de la TV privada en Italia y la agencia publicitaria Publitalia, la de mayor facturado en el país.

La magistratura de Milán -acusada de estar dominada por las "togas rojas" por Berlusconi-, dio por terminada la investigación del caso y este acto precede el pedido de enviar a juicio en un nuevo proceso al premier conservador, de los varios que ya tiene.

En los tribunales de Milán, se están celebrando dos procesos difíciles para il Cavalliere. En uno de ellos Berlusconi está acusado de haber coimeado con 600 mil dólares a su abogado inglés David Mills para que declarara a su favor en procesos por la formación de fondos negros en el exterior. Mills ya fue condenado a 4 años y medio de cárcel.

El otro proceso es similar al nuevo caso anunciado ayer. Berlusconi y otros personajes deben responder por comprar películas y series de TV en EE.UU., sobre todo a la Paramount, para su imperio televisivo. Pero los precios fueron aumentados para poner la diferencia con lo pagado en cuentas corrientes en Suiza y otros lugares del exterior, sin pagar los debidos impuestos, a fin de dotarse de fondos negros.

El Parlamento, en el que il Cavalliere cuenta con la mayoría absoluta, le votó una ley especial de inmunidad, que fue declarada inconstitucional por el más alto tribunal italiano. El mismo Parlamento adicto está ahora sancionando una ley de "proceso breve" que haría saltar por prescripción los dos juicios de Milán. Pero ahora los tribunales están a punto de comenzar un tercer juicio.

"Esta es una verdadera canallada", comentó Berlusconi. Su principal abogado, Nicolo Ghedini, que es también parlamentario del partido de las Libertades (PDL) acaudillado por el premier, afirmó que "la fiscalía de Milán continúa otra vez en con su voluntad de someter a proceso al primer ministro". Además "quieren extender la inculpación a Piersilvio Berlusconi, culpable de ser el hijo mayor de Berlusconi".

Tanto Berlusconi como Ghedini destacaron que como en un mecanismo de relojería ya probado otras veces, "las inculpaciones a Berlusconi coinciden con el comienzo de la campaña electoral".

El 28 de marzo los italianos han sido convocados a elecciones regionales y todos los pronósticos indican que Berlusconi obtendrá una victoria holgada frente a una oposición de centroizquierda muy débil. El último sondeo de popularidad indicó que el premier, que había perdido varios puntos debido a los escándalos sexuales que atravesó en los últimos meses, se ha recuperado en gran parte y registra un 48% de aceptación.

Comentá la nota