Otro intento por avanzar con la aplicación del COU

Funcionarios y concejales debatieron con miembros de la Comisión de Asuntos Municipales del Colegio de Técnicos sobre la normativa vigente en materia de urbanismo y construcción. Se acordaron encuentros de trabajo para, de una vez por todas, utilizar el nuevo Código de Ordenamiento Urbano.
En agosto del año pasado la Delegación Luján del Colegio de Técnicos de la Provincia de Buenos Aires envió una carta a la Intendencia planteando una serie de problemas que enfrentaban los profesionales de la construcción para avanzar en sus proyectos. Y detallaban la incertidumbre que generaba llegar con los trámites a un escritorio de la Municipalidad, donde resultaba imposible conseguir una aprobación. Según ellos, la situación es fluctuante desde 2006.

Daniel Gowland, integrante de la Comisión de Asuntos Municipales del Colegio de Técnicos, recordó que "en su momento pedimos una reunión con los funcionarios del Departamento Ejecutivo pero la primera respuesta apuntó a un presunto malentendido, que no existía restricción de 180 días para permitir la construcción de viviendas multifamiliares. Y que desde el gobierno tomaban al Plan Regulador y sus ordenanzas posteriores como en plena vigencia. Pero lo cierto es que en el mostrador se decía otra cosa".

Gowland contó que "cuando se pedía factibilidad de un proyecto, se admitía el trámite, pero quedaba archivado en las oficinas municipales durante meses y nadie daba respuesta. Hay montones de casos ejemplo".

Esa situación motivó una segunda nota, el 15 de diciembre pasado, en ese caso dirigida al presidente del Concejo Deliberante.

Fue así como se gestó un encuentro que se realizó días atrás, en el que integrantes del Colegio de Técnicos, funcionarios y concejales debatieron sobre la situación del sector y el estado de avance para la aplicación del nuevo Código de Ordenamiento Urbano (COU).

"Lo primero que se dejó en claro es la situación incierta desde 2006, cuando había pendientes 120 solicitudes de factibilidad y no se aprobó ninguna. Esas solicitudes significaban por lo menos 2.000 puestos de trabajo directo o indirecto para Luján, por lo menos durante dos años", señaló Gowland.

El profesional de la construcción dijo que "entendemos los problemas latentes de infraestructura, por los servicios de cloacas, agua y demás, dijimos que eso no se solucionaba frenando todas las aprobaciones durante 180 días. Lo que se necesita es un plan de inversión a 5 o más años. Porque te guste o no, la ciudad seguirá creciendo".

En el marco del encuentro se dejó en claro que "en la actualidad está en vigencia un decreto que fija un circuito administrativo que permite el otorgamiento de factibilidad de obras. Y en la misma semana en que nos conceden una reunión con el Concejo, se firmaron pilas de expedientes atrasados".

Otro dato que se debatió en la reunión fueron los diez años que se llevan de análisis y estudio para implementar un nuevo Código que, según Gowland, "en realidad ya no sirve, porque en ese tiempo la ciudad cambió".

"Ahora desde el gobierno se comprometieron a una convocatoria amplia para una rueda de trabajo, con varias sesiones, que permiten revisar, corregir y de una vez por todas aplicar el nuevo Código de Ordenamiento Urbano. Pero para el ‘mientras tanto’, pedimos que se deroguen un par de ordenanzas de 2006 para que el Plan Regulador tenga plena vigencia. Se destrabarían muchas posibilidades de trabajo", aseguró Gowland.

- ¿Con qué herramientas legales se construyen y habilitan los edificios en altura que aparecieron en la ciudad?

- "La ordenanza restrictiva de 2006 frena totalmente el distrito UC1, que es lo comprendido entre la calle Alsina, Mitre, 25 de Mayo y 9 de Julio. Hoy en esa zona sólo podés hacer obras de pequeña envergadura. Es decir que como inversión no tenés margen. En las dos alas circundantes la restricción fue menor. Se modificó la reglamentación de patios y no mucho más. Ese cambio no sirvió para nada porque se pensó que al evitar bloques internos se bajaba la densidad o la cantidad de departamentos. En realidad, hubo soluciones creativas y donde entraban 16 departamentos se hicieron igual, aunque con peor configuración o distribución. La ordenanza no sólo no sirvió, sino que empeoró lo existente", respondió Gowland.

- ¿Hay una restricción vigente para los edificios en altura?

- "Esa restricción existe o está subyacente en el plan que tenemos en vigencia. No se habló puntualmente de esta temática, pero se sabe el Código modifica el esquema actual, con ciertas mejoras y datos técnicos más específicos. Hay una disminución de la densidad en el radio céntrico y se aumenta en algún área periférica. Cobran valor inmobiliario áreas que hoy lo tienen deprimido.

Al inversor el Código le da opción para intervenir. Si eso se trabaja con control, es muy bueno. Pero sin control es complejo", detalló el integrante del Colegio de Técnicos.

Comentá la nota