Otro intendente de Chubut fue imputado por defraudación

Tras la causa en la que el intendente de Río Mayo, Rubén Fri, está siendo investigado por mal desempeño de funcionario público, ahora el intendente de Gualjaina, José Carlos Duscher, fue imputado por defraudación contra la administración pública, delito que si resulta comprobado, se agrava por su condición de funcionario.
La investigación es llevada adelante por la Fiscalía de Esquel, a partir de dos casos, la reparación de una camioneta y la construcción de viviendas.

La funcionaria de Fiscalía de Esquel, Fernanda Révori, imputó al intendente de Gualjaina, José Carlos Duscher, por defraudación a la administración pública agravada por la condición de funcionario público, con dos hechos en concurso real. Ello ocurrió durante la audiencia que se llevó a cabo en la Oficina Judicial de Esquel para formalizar la apertura de la investigación.

En dicho acto el imputado estuvo asistido por su abogado particular, Marcelo Macayo y en su presencia se dieron a conocer los casos que motivaron la imputación en su contra.

En primer lugar la funcionaria que representó al Ministerio Público Fiscal transmitió que el intendente Duscher autorizó fondos municipales para que se efectúen arreglos en el vehículo de un pariente, el cual no pertenece a la planta vehicular del municipio.

El segundo hecho que se investiga, tiene que ver con los fondos que se destinaron para la construcción de dos viviendas, dinero con el cual fue favorecida una empresa que además debía aportar los materiales de construcción y la mano de obra. Sin embargo, habrían sido construidas con mano de obra municipal y con materiales también aportados por la comuna.

LA CAMIONETA DE UN PARIENTE

Según la información a la que accedió Diario Patagónico, en el primero de los hechos que forma parte de la imputación, Duscher habría defraudado al Estado en 10.779,89 pesos cuyo monto fue pagado para reparar la camioneta Jeep Liberty (dominio EGE-704) de Luz Paola Duscher.

Al respecto Révori confirmó que las evidencias constan en el legajo y para ser más precisa indicó: "se pudo establecer que el señor José Carlos Duscher, en su condición de intendente municipal de Gualdajaina, procedió dolosamente a defraudar a la corporación municipal al autorizar él mismo y de acuerdo al cargo detentado -- mediante Orden Nº 894-- el pago del arreglo de la camioneta a la firma Sicurani S.R.L., el cual se efectuó el 24 mayo de 2007 mediante el cheque oficial Nº 7.444".

En tal sentido agregó que lo hizo "mediante el ardid de asegurar que dicho vehículo era para uso oficial, a sabiendas que el mismo era de propiedad de Luz Paola Duscher y que la autorización municipal otorgada por Ordenanza HCD Nº 300/00 del 12/12/2000 no comprendía ni incluía dicho vehículo, como así tampoco la Ordenanza HCD Nº 444/2007 de fecha 2/11/2007 y menos aún que ambas autorizaran reparaciones de dicho vehículo particular con fondos municipales".

El segundo de los hechos que completa la imputación está relacionada a la construcción de dos viviendas en el paraje El Mirador, para lo cual el intendente de Gualjaina autorizó --mediante Orden Nº 2.181-- el pago del contrato de obra por un valor de 54.890, dinero que recibió Eduardo Feliciano Galiano el 5 de diciembre de 2006 mediante cheques oficiales diferidos Nº 9.358, 9.359 al 9.368, 9.370 y 9.371.

También en este caso se dijo que fue "mediante el ardid de asegurar que las mismas se construyeron por la empresa con provisión total de materiales y mano de obra, que se realizaron en un plazo de 4 meses con inicio de la obra el 3 de julio de 2006 y fueron finalizadas el 17 de noviembre de 2006, que se certificó el avance y finalización de obra a sabiendas que esas viviendas se construyeron con adobes de barro y materiales que se extrajeron del edificio del Hospital y del propio municipio cuando fueron remodelados y construidas utilizando maquinaria y mano de obra municipal".

El relato de los hechos fue seguido con atención por el imputado, a quien se le ofreció la posibilidad de declarar y se abstuvo de hacerlo en esta etapa del proceso. El plazo de investigación que tiene el Ministerio Público Fiscal de Esquel es de seis meses.

Comentá la nota