Otro golpe de boqueteros: el blanco fue la firma Pergamino Automotores

Los ladrones ingresaron a la concesionaria tras realizar un agujero en la pared que comunica la terraza con una de las oficinas, la cual no tendría alarmas y desde allí hicieron otra rotura para acceder a una habitación contigua donde estaba la caja fuerte, que sí tendría sensores de movimiento pero enfocados hacia la puerta y las ventanas.
Durante el fin de semana se registró en nuestra ciudad otro robo bajo la modalidad de "boquete", en el que autores desconocidos sustrajeron una gran cantidad de dinero en efectivo de una concesionaria de autos ubicada en la zona del Cruce de Caminos, luego de realizar agujeros en las paredes de las oficinas y violentar la caja de seguridad del local, informaron fuentes policiales.

Boquetes y alarmas

El robo se produjo entre el sábado en el horario de cierre y el lunes a la mañana, cuando los encargados de la agencia Pergamino Automotores, abrieron las puertas del local y advirtieron el desorden ocasionado por los delincuentes en el sector de administración.

Los ladrones, ya que se presume que al menos dos personas participaron del robo por el trabajo que realizaron, ingresaron a las instalaciones de la firma por el fondo. Desde ese sector ganaron un techo y luego la terraza del local, donde realizaron el primer boquete.

Los delincuentes habrían aprovechado una abertura existente en la pared, la cual había sido rellenada con una pared de 15 centímetros. Desde allí accedieron a una de las oficinas que no tendría sistema de vigilancia y en esta habitación realizaron un segundo agujero en la pared que comunica con otra de las oficinas, según explicaron allegados al caso.

Lo que llama la atención es que habiendo una puerta que conecta ambas habitaciones, los delincuentes se tomaron el trabajo de romper la pared, esto se debió a que la segunda habitación poseía sensores de movimiento que, según se pudo averiguar, estaban orientados a dicha abertura, como así también a dos ventanales que se comunican con la terraza, aberturas que no fueron violentadas por los autores del hecho. Mediante el boquete los ladrones lograron llegar hasta la caja fuerte a la cual le habrían agujereado la cerradura para abrirla.

Dinero y valores

En el interior de la misma la empresa atesoraba una importante cantidad de dinero en efectivos, como así también una cifra abultada en valores, muchos de los cuales fueron ignorados por los delincuentes.

Con el botín en su poder, los malvivientes escaparon por el mismo lugar que ingresaron y se alejaron del lugar sin ser advertido por testigos.

El lunes a la mañana cuando el hecho fue advertido por el personal, se dio intervención a la Policía.

El caso fue caratulado "robo" a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 7 de Pergamino. Al cierre de nuestra edición la división de Investigaciones estaba trabajando fuertemente para lograr el esclarecimiento del hecho.

Indignación

En horas de la tarde, la compañía víctima del hecho delictivo envió un comunicado en el que expresó la indignación por lo sucedido y agradeció a los clientes y amigos que se solidarizaron. "Hemos sido víctimas de esta ola de inseguridad que, desde hace un tiempo, se ha apoderado de nuestra sociedad, en este caso avasallando nuestras instalaciones con el conocido estilo que emplean los llamados ‘boqueteros’.

"Con un notable alarde de profesionalidad y, vale decirlo, de impunidad, un grupo de personas saqueó nuestras oficinas y se apoderó de diferentes valores, pertenencias de la firma y dinero en efectivo, sorpresa que nos obligó durante toda la jornada a preocuparnos por el desorden y a trabajar con escasa atención comercial, cosa que no merecen nuestros clientes.

"Luego del ingrato momento vivido junto a nuestro personal, esperamos volver a satisfacer a nuestros amigos que, en buen número, se acercaron a nuestra casa para asociarse al momento. Vaya nuestro agradecimiento y nuestras disculpas para ellos".

Comentá la nota