Otro extraño episodio frente a la Casa Rosada

Otro extraño episodio frente a la Casa Rosada
Un joven llegó con su auto hasta el frente de la Casa de Gobierno. Quedó detenido
En un extraño episodio, un joven de nacionalidad brasileña se metió con su Ford Ka por la calle peatonal de la Casa de Gobierno, se detuvo frente a las rejas a la altura del ingreso principal y cuando los policías que custodian el perímetro le salieron al cruce, les arrojó un traba-volante.

El hecho, que puso en alerta a la seguridad presidencial, sucedió ayer por la mañana, poco después de las 8. Según pudo reconstruirse, al joven se lo vio alterado y habría hecho alusión a sus problemas económicos. Cuando frenó delante de la reja y los policías tocaron el silbato mientras iban en su dirección, se bajó del auto y les tiró el traba-volante. Tras algunos forcejeos pronto fue reducido y se lo llevó detenido a la comisaría 2°, con jurisdicción sobre la Casa Rosada.

El Gobierno buscó restarle trascendencia al episodio, que sucedió en momentos en que la presidenta Cristina Kirchner no se encontraba en la Casa Rosada. La identidad del joven no fue informada, pero según pudo saber Clarín, es un brasileño que tiene residencia en el país y habla correctamente el español.

Si bien se afirmó que había venido manejando su Ford Ka rojo por Hipólito Yrigoyen y dobló a la izquierda en Balcarce, otra fuente aseguró que en realidad subió desde el bajo por Rivadavia para doblar a la izquierda hasta detenerse frente a Balcarce 24, portón de acceso a la Rosada.

Como haya sido, se entendió que la maniobra fue intencional. El Ford Ka debió subirse a la vereda porque la restricción al acceso a la peatonal está marcado por cadenas que no habrían sido violentadas. Balcarce en la cuadra de la Casa de Gobierno está cerrada al tránsito desde que hicieron las últimas refacciones y se pusieron altas rejas en la sede de gobierno, antes de la asunción de Cristina.

Si el automovilista sólo se hubiese equivocado en su maniobra habría sido una infracción y podría haber seguido camino. Pero al arrojar el traba-volante y resistirse a ser detenido, se le podría imputar "atentado a la autoridad", señaló una fuente consultada. El Ford Ka también fue conducido a la comisaría 2°.

En la era kirchnerista, el de ayer no es el primer incidente parecido en la Casa de Gobierno. En noviembre de 2004 un hombre fue detenido por Granaderos cuando intentaba ingresar por la explanada de Rivadavia, tras saltar las vallas. Se dijo que tenía problemas psiquiátricos. Unos meses antes, en marzo, un Mercedes Benz con cinco personas a bordo que habían salido de parranda, embistió las vallas de seguridad y se detuvo entre la Casa de Gobierno y la excavación de la antigua Aduana.

Comentá la nota