Otro enfrentamiento de mapuches y policías

Fue en el cerro Belvedere. Los uniformados advirtieron que jóvenes relacionados con la comunidad Paichil Antriao originaron los incidentes y desde el otro sector denunciaron represión.

Además, hubo un incendio que terminó de destruir las instalaciones donde funcionaba un canopy de un particular.

Villa La Angostura > Mapuches y efectivos policiales se enfrentaron ayer una vez más en el cerro Belvedere, donde hay un conflicto por la posesión de valiosas tierras. Las versiones sobre el origen de los incidentes son diferentes. Mientras desde la Comisaría 28 responsabilizaron a un grupo de jóvenes relacionados con la comunidad Paichil Antriao como los causantes del enfrentamiento, representantes de la comunidad denunciaron represión policial y dos lesionados por balas de goma.

Además, hubo un incendio que terminó de destruir las instalaciones donde funcionaba un canopy, que es de un particular. Desde la Policía sospechan de los mapuches.

Los enfrentamientos comenzaron minutos despúes de las 10, en el lote de William Henry Fisher, y se extendieron a otros puntos del cerro hasta el mediodía.

Disparos

Los efectivos de los grupos especiales dispararon balas de goma y lanzaron gases lacrimógenos contra los mapuches, en su mayoría jóvenes, según indicó una alta fuente policial, para responder las piedras y bombas molotov que lanzaron contra los policías.

Afirmó que el problema comenzó cuando un grupo quiso ingresar de nuevo al lote de Fisher, en el sector donde construye su casa. Dijo que estaban con palos, piedras y encapuchados.

La inan lonko Amandina Gutiérrez y el werken de la comunidad Paichil Antriao Hugo Muñoz denunciaron que sufrieron represión policial. Y aseguraron que dos jóvenes resultaron lesionados con postas de goma.

Explicaron que fueron a pedir a la Policía que Fisher frenara los movimientos de suelo para abrir una calle, en el Rehue, considerado un lugar sagrado, porque realizan sus ceremonias religiosas.

Muñoz dijo que un grupo fue a resguardar el Rehue, donde hay un maitén gigante, y llegó Fisher con efectivos policiales que advirtieron que desalojaran el lugar en 10 minutos.

"Tratamos de quedarnos en el lugar, pero nos dispararon balas de goma y gases lacrimógenos", dijo y señaló que Fisher presuntamente andaba con un arma de fuego. "Empezaron a reprimir y nosotros nos tuvimos que defender", afirmó.

Recurso de amparo

La inan lonko dijo que habían presentado un recurso de hábeas corpus en el juzgado local, para advertir lo que podría ocurrir, aunque habría sido rechazado por el juez de feria. También, presentaron una denuncia en la fiscalía contra el intendente Ricardo Alonso, para ordenar que frene los trabajos en ese sector del cerro, que está dentro del lote que el juez local Jorge Videla ordenó restituir a Fisher.

La inan lonko aseguró que "fuimos a resguardar ese lugar en forma pacífica", pero dijo que los policías tiraron balas de goma.

Comentá la nota