Otro empresario que participó de la licitación de La Pampa está procesado por tráfico de medicamentos peligrosos

El negocio de los medicamentos truchos sigue alcanzando a empresas que operan o pretenden operar en La Pampa.
No solamente la empresa Farmaline, que fue ayer allanada en la ciudad de Buenos Aires, está en medio del escándalo: también la firma Santiago Gavazza Representaciones SRL, fue denunciada por la aparición de troqueles "truchos", tuvo que indemnizar a familiares por la muerte de una mujer, su dueño está procesado por el delito de "tráfico culposo de medicamentos peligrosos para la salud" y fue incluso acusada por faltantes de medicamentos en el stock de la droguería central del Ministerio de Salud de Río Negro.

Hoy, en Buenos Aires, por la causa de venta de medicamentos truchos por parte de Gavazza hubo allanamientos ordenados por el juez Norberto Oyarbide y quedaron detenidas tres personas.

En el 2004 la droguería de Santiago Gavazza, de Bahía Blanca, vendió un medicamento adulterado (Yectafer) que le causó la muerte a la joven viedmense Verónica Díaz y por lo cual debió indemnizar a la familia con una fuerte suma que se logró en un acuerdo civil, informó ADN. En ese momento, Gavazza dijo que no fue responsable de ese caso. Pero la Justicia no le creyó y fue procesado.

La empresa también está investigada en Río Negro. A través del decreto Nº 837 firmado por el gobernador rionegrino Miguel Saiz y refrendado por los ministros de Hacienda, Pablo Verani y de Salud, Cristina Uría, se destaca que se investigan hechos ocurridos en el mes de julio de este año, donde se acredita fehacientemente, mediante certificación expedida por le Instituto Nacional de Medicamentos (INAME) que los troqueles correspondientes a medicamentos entregados por el proveedor Santiago Gavazza, de Representaciones SRL, resultan apócrifos.

La licitación en La Pampa

Gavazza y Farmaline son dos de las empresas que se presentaron el 1º de septiembre en la licitación por 9 millones de pesos para proveer de medicamentos a pacientes pampeanos.

En la licitación -que aún está en análisis- se presentaron Glaxo Argentina S.A., Denver Farma S.A., Droguería Mediterránea Córdoba-Rafael Cáceres, Viamedic SRL, San Gall Frigurg Q.C.I. SRL, Droguería Bioweb S.A., Laboratorios Northia Sacifia, Laboratorios Fabra S.A., Droguería San Luis-Alina Valeria Urretavizcaya, Laboratorios Richet S.A., Savant Pharm S.A., Laboratorios Puntanos S.E., Meggan SRL, Lidus S.A., Abbott Laboratories Argentina S.A., Medipharma S.A., Dr. Lazar & Cía S.A., Laboratorios Bernabo S.A., Pharmos S.A., Distrifar S.A., Scienza Argentina-Medifarm S.A., Braun Medical S.A., Santiago Gavazza Representaciones SRL, Polyquímica SRL, Vramo SRL, Klonal SRL, Casa Otto Hess S.A., Droguería Central SRL, Redfarm S.A., De Primera S.A., Droguería Comarsa S.A., Grupo Bosch S.C., Kinet-Ximax SRL, Biotenk S.A., Promedic Distribuidora SRL, Gador S.A., Farmacia Norte, Laboratorio Elea, Droguería Bioweb, Laboratorios Richmond Sacif, María Juli Vallebon, Monte Verde S.A. y Droguería Exveca-Juan Carlos Russo.

medicamentos

Dos allanamientos

Un comerciante, su esposa y un bioquímico quedaron detenidos este miércoles en dos allanamientos efectuados en los barrios porteños de Flores y Mataderos, donde hallaron grandes cantidades de precursores químicos vencidos, sin rotular y sin las medidas de seguridad adecuadas.

Los allanamientos se dieron en el marco de la causa por la que está procesado Gavazza, que irá a juicio oral y público, informó la agencia Télam.

Los procedimientos fueron ordenados por el juez federal Norberto Oyarbide en el marco de la causa por la adulteración de un medicamento a base de hierro -Yectafer complex-, por la que murieron tres mujeres y otras 32 estuvieron gravemente enfermas.

En los allanamientos encontraron "cianuro de sodio, ácido sulfúrico, anhídrido acético, cloroformo, sulfato de zinc, alcohol etílico, alcohol butílico, sulfato de magnesio, entre otros precursores químicos que se utilizan en la fabricación de medicamentos", dijo a Télam el comisario Néstor Roncaglia, quien encabezó los operativos.

El jefe policial señaló que el procedimiento más importante fue realizado en la calle Salado 3975 de la localidad bonaerense de Laferrere, en el partido de La Matanza. Allí descubrieron un depósito de 8 por 20 metros con unos cien tachos y bolsas que contenían precursores químicos, almacenados en forma clandestina, sin las medidas de seguridad necesaria y sin la documentación que avale su procedencia.

Roncaglia dijo que los 19 allanamientos "fueron el producto de un trabajo que empezó a comienzos de este año en el que se aplicó una técnica novedosa de investigación y que dio como resultado el hallazgo de todos estos depósitos".

"En el bajo Flores -donde detuvieron a un bioquímico que estaba en el lugar al momento del procedimiento- había tachos semienterrados con precursores químicos", detalló.

El comisario precisó que la causa por el Yectafer es "paralela a la que también lleva Oyarbide respecto a los medicamentos adulterados", en la que está involucrado el propietario de la droguería San Javier, Néstor Lorenzo.

Roncaglia indicó que "en la investigación policial no surgen conexiones" entre ambas causas, pero aclaró que "quizás el juez sí tenga elementos para poder relacionarlas".

"Increíble"

Oyarbide calificó hoy de "increíble" la cantidad de remedios adulterados y químicos encontrados en los allanamientos y las maniobras de los delincuentes para intentar ocultarlos.

"Hay depósitos increíbles por el volumen de los medicamentos, todos vencidos" dijo el juez y puntualizó que los participantes de la maniobra habían intentado ocultar los medicamentos bajo tierra. "Pero se los encontré", apuntó. En el procedimiento efectuado en la calle Berón de Astrada al 2000, en Flores, hallaron remedios vencidos almacenados y numerosos químicos depositados en tachos, por lo que detuvieron al responsable del lugar, un laboratorio que no tenía habilitación.

Además, el comerciante Jorge Arvia, de 45 años, y su esposa, de 41, quedaron detenidos durante el allanamiento de dos depósitos ubicados en las calles San Pedro 5737 y Albariños 1336.

Tres muertos

La causa por la muerte de Verónica Díaz, de 22 años, el 23 de diciembre de 2004 en la ciudad rionegrina de Viedma, y de otras dos mujeres en Entre Ríos, tiene dos procesados y unos 15 acusados a más de cuatro años y medio de ocurrido los hechos.

Díaz estaba embarazada y seguía un tratamiento por anemia en el hospital Artímides Zatti, de Viedma, donde los médicos le aplicaban Yectafer complex, utilizado habitualmente para compensar la merma de hierro en el organismo durante la gestación.

A los cuatro días de la última dosis la joven tuvo vómitos, perdió el conocimiento y murió sin que le diagnosticaran ninguna enfermedad, más allá del déficit de hierro en sangre.

De la investigación surgió que el producto se distribuyó desde la droguería Quimbel de Buenos Aires, donde disimularon la compra con facturas a nombre de un laboratorio inexistente.

En la causa están procesados Santiago Lucio Gavazza, dueño de la droguería de Bahía Blanca -que entregó el Yectafer- y Santiago Pacayut, quien lo compró mientras se desempeñaba como director del hospital Zatti.

Gavazza y Pacayut aguardan en libertad el juicio, al que llegan imputados como coautores responsables del delito de tráfico culposo de medicamentos peligrosos para la salud, al haber puesto al alcance de la población hospitalaria la droga falsa.

Comentá la nota