Otro detenido por la "ruta de la droga" entre Rosario y Santa Rosa

Departamento: el personal de la División Toxicomanía de La Pampa realizó tareas de seguimiento e inteligencia en Rosario. Lograron ubicar el lugar de operaciones de una persona que distribuía drogas a otros "dealers". Un departamento, ubicado en un edificio nuevo en cercanías de la Terminal de Rosario, estaba dedicado al acopio de droga. No tenía muebles.
Un equipo de la División Operativa de Toxicomanía pampeana detuvo en Rosario a un proveedor de marihuana, cocaína, LSD y éxtasis. El detenido (de 33 años y con título universitario) era un abastecedor de drogas en Santa Rosa, y las tareas de inteligencia e investigación llevaron a los policías pampeanos a la ciudad santafesina.

En dos allanamientos en un departamento y una casa de Rosario, Toxicomanía de La Pampa secuestró 64,573 kilogramos de marihuana, 1,122 kilogramos cocaína, 339 troqueles de LSD, 26 pastillas de éxtasis y 4 balanzas de precisión. También le secuestraron 4 armas, tres calibre 22 y una calibre 32, unos 20.500 pesos y 500 dólares. El detenido tenía antecedentes de tráfico de drogas y cumplió una condena en la Colonia Penal de Santa Rosa.

El comisario Jorge Luis Correa (jefe de la División Operativa de Toxicomanía) informó algunos detalles del operativo que requirió la coordinación con el Juzgado Federal de Santa Rosa.

"Las tareas de seguimiento en Rosario comenzaron el jueves, a partir de que la hemos individualizado, logramos detectar una organización con mayor implicancia en la distribución en la ciudad de Rosario. Y por la vinculación con la distribución en Santa Rosa", explicó.

Con esos datos el Juzgado Federal de Santa Rosa autorizó tareas de inteligencia en Rosario. "Esto permitió detectar el lugar de acopio de la droga. Se utilizaba un edificio de 8 pisos. Era la base de operaciones", dijo.

El departamento estaba ubicado en un barrio donde está la Terminal de colectivos de Rosario.

Era un traficante que le suministraba droga a los dealers. "El destino era gente de clase media a clase alta", dijo. Por razones de competencia, los policías pampeanos se limitaron a hacer el trabajo dirigido a los proveedores, los que hacían llegar la droga a Santa Rosa.

"El viernes, cuando nosotros hicimos una serie de seguimientos, pudimos corroborar el modo de operar. Y anoticiado el juez federal de Santa Rosa, Pedro Zabala, le pedimos que nos esperara para poder identificar el lugar desde donde se operaba", dijo.

"Teníamos que tener un ingreso directo. Necesitábamos conocer el departamento. A la persona que seguíamos la detuvimos el viernes, a las 6:20 de la tarde. Un hombre de 33 años, estudios universitarios, es licenciado en comunicación social pero no ejerce en este rol, sino que se dedica al tráfico de drogas. Sabíamos que estaba operando solo en el departamento", dijo Correa.

Al momento de la detención, esta persona tenía 48 gramos de marihuana, 5 gramos de cocaína y medio troquel de LSD y un arma de fuego, revólver calibre 22. Finalmente, lograron ubicar que el lugar de operación, en un edificio nuevo de Lavalle y San Juan, estaba en el departamento A del 4º piso.

Durante el día de seguimiento, los policías pampeanos comprobaron que esta persona se "manejaba muy libremente. Con un campo de acción muy importante", según Correa. En otras palabras, había una zona liberada, aunque el comisario pampeano fue renuente a utilizar esas palabras.

Una vez detenido, Correa solicitó la colaboración de personal de la Policía de Aduana para poder ubicar algún otro departamento o propiedad de esta persona.

Ese departamento era amplio, tenía dos dormitorios, cocina, comedor, un pasillo, baño y balcón. "Era grande. Pero no tenía un solo mueble", explicó Correa.

Apenas entraron sintieron el fuerte olor a droga. Allí lograron secuestrar 64 kilos 573 gramos de marihuana y 1 kilo 122 gramos de cocaína. "Lo encontramos desabastecido, porque maneja cantidades más grandes", dijo el comisario pampeano. También encontraron 339 troqueles de LSD, 26 pastillas de éxtasis, 4 balanzas de precisión; otro revólver calibre 32 con munición y 2.700 pesos.

"Son drogas caras, el LSD y el éxtasis. Esta persona no era gente relacionada con la delincuencia. Tenía vínculos con gente de clase media y alta y en la universidad", dijo.

Otro allanamiento lo hicieron en la casa del detenido, Saavedra 2021, a unos 15 minutos del primer lugar allanado. En esta vivienda secuestraron 17.730 pesos, 500 dólares y dos pistolas calibre 22 con munición. La persona involucrada tenía antecedentes de tráfico y una condena por esa causa la cumplió en la Colonia Penal de Santa Rosa.

Durante el fin de semana el personal de Toxicomanía trasladó al detenido a la capital pampeana y quedó a disposición del juez federal Pedro Zabala.

Comentá la nota