Otro derrumbe de Wall Street arrastró a la Bolsa porteña

Impacto de los datos desalentadores sobre el consumo en Estados Unidos.
El Merval cayó ayer 3,91% a la par de Wall Street y las bolsas europeas. El derrumbe reflejó el ánimo de los inversores tras conocer los datos de consumo minorista en Estados Unidos, que bajó mucho más de lo previsto.

La plaza local cedió hasta 1.087,61 puntos y negoció escasos 47 millones de pesos en acciones, con pérdidas destacadas para Tenaris (-6,58%) y Petrobras (-6,24%). Sólo cuatro acciones lograron cerrar en alza.

La baja de ayer hizo que se perdiera casi todo lo ganado en enero. Desde principio de año, el Merval acumula una suba de apenas 0,73%. "El volumen operado sigue por debajo de los $ 50 millones desde diciembre, muy poco si se considera que, en 2008, esa cifra era el piso más bajo para las operaciones", aseguró Francisco Marra, analista de Bull Market.

En Estados Unidos, las ventas minoristas cayeron 9,8% respecto de diciembre de 2007 y representaron la peor pérdida en décadas sufrida en las vacaciones de Navidad, además de dejar en claro que la recesión es mucho mayor de lo que se pensaba. Esta caída del consumo -el doble de lo esperado- derrumbó las Bolsas de Nueva York, que cerraron en sus niveles más bajos desde principios de diciembre: el Dow Jones bajó 2,95% y el Nasdaq, 3,50%, influenciadas también por temor a que los bancos anuncien más pérdidas.

Las bolsas europeas también cayeron más de 4% y perdieron 207.000 millones de euros de capitalización, neutralizando las alzas que habían tenido este año. "Aunque se sabe que serán semanas muy difíciles, tuvimos un día con todos frentes negativos y la realidad indica que seguirán faltando datos alentadores, en un panorama de alta volatilidad y sensibilidad de los mercados", comentó Sabrina Corujo, analista de Cía. Inversora Bursátil.

El barril de petróleo WTI bajó a US$ 37,35, por el aumento de inventarios y una caída de la demanda en Estados Unidos (el menor nivel en 5 años), afectada por la recesión económica que impactó en el consumo industrial.

En tanto, el dólar se mantuvo estable en las casas de cambio porteñas, a 3,47 pesos. Se compraron y vendieron 426 millones de dólares, el mayor registro del mes. El Banco Central intervino ante una mayor demanda y así evitó una vez más la apreciación del peso.

Brasil volvió a devaluar el real para llevarlo a 2,35 unidades por dólar y el euro bajó a 4,45 pesos para la compra y 4,59 para la venta, en sintonía con su depreciación en el mercado externo. Los analistas esperan que hoy el Banco Central Europeo recorte la tasa de referencia.

Por último, sigue bajo el volumen negociado de los bonos, especialmente los más cortos, como el Discount y el Par. "Aunque hay una pequeña suba de los bonos en dólares, es porque se están reacomodando sus valores", puntualizó Marra. "Los bonos se mantienen mejor por la expectativa que genera el cierre del canje de préstamos garantizados", agregó Corujo.

Comentá la nota