Otro curro educativo

Es indudable que el campo de la educación pública de gestión estatal es propicio para las actividades lucrativas y de clientelismo político de toda clase de inescrupulosos que tenga alguna relación con los factores del poder gubernamental.
Con contadas excepciones, se les ha hecho el campo orégano a gremialistas, mutualistas, supuestos especialistas en educación, dirigentes de asociaciones civiles de distinta clase, centros estudiantiles universitarios, los que a través de institutos creados al efecto o del sello de las propias asociaciones o entidades que dirigen, dictan cursos de perfeccionamiento y carreras técnicas, obteniendo pingües ganancias a expensas de docentes obligados por la carrera del puntaje con que se adjudican los cargos y de miles de jóvenes necesitados de una salida laboral.

Cursos y carreras técnicas sin ninguna clase de control, aprobados oficialmente con asignación de puntaje, caso contrario no habría clientela, a los fines de financiar personal y políticamente a distintos sectores y dirigentes del partido del gobierno, que a la hora de las campañas electorales ponen a disposición parte de lo recaudado a través de este vil comercio.

El partido del gobierno ha dado así un paso adelante en el financiamientos de sus estructuras políticas y campañas electorales. Se ha asignado a la dirigencia y a los funcionarios bien delimitados cotos de caza de recursos financieros, con los que se mantienen personalmente, conservan las estructuras que sostienen y financian parte de las campañas electorales del partido del gobierno, por lo que son pocos los justificativos para exigir a la cúpula estructuras y financiamiento.

En educación las entidades recaudadoras son bien conocidas y últimamente se ha sumado una empresa de turismo, cuya propietaria es una conocida concejal de Ibarreta, y hermana del presidente de la Cámara de Diputados.

Es así que una empresa de turismo deviene en dictadora de cursos de perfeccionamiento docente con todo el peso y la aprobación no sólo ya del ministerio familiar, sino de otros sectores del gobierno, vista la Feria Educativa de Formosa (FEDUFOR), a realizarse en el mes de febrero en predios del gobierno, al que sólo ingresan los que gozan de los favores del poder provincial.

La evolución del proceso político y de gobierno que sufre la provincia viene dando pasos agigantados, para alegría de los opositores, rumbo a la propia degradación y descomposición, propias de todo régimen autocrático que termina, y muy mal como se ha visto en tantas partes, por el peso de la propia corrupción, que es un cáncer que ni los mismos generadores pueden controlar ni detener.

Comentá la nota