Otro cruce entre el Procurador de la Nación y Garrido por el recorte de facultades a la fiscalía anticorrupción

El conflicto se produjo por un pedido que el fiscal le hizo a Righi para intervenir en una causa en la que está involucrado el ex secretario de Finanzas, Daniel Marx
El Procurador General de la Nación, Esteban Righi, le pidió al titular de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), Manuel Garrido, que se abstenga de "realizar campañas de promoción personal de su rol en la lucha contra la corrupción", informaron fuentes judiciales.

Los dichos de Righi se dan en el marco de la disputa que mantiene con Garrido a partir de una resolución del Procurador que el fiscal consideró que afectan sus facultades para investigar causas de corrupción.

Garrido hizo una presentación ante la Procuración para saber si puede intervenir en una causa donde se investiga al ex secretario de Finanzas Daniel Marx -quien fue negociador de la deuda externa- por presunto enriquecimiento ilícito, ya que el expediente no tiene un fiscal a cargo.

En su resolución Righi afirma que Garrido "manifiesta perplejidad respecto de la intervención que le cabría en el caso".

El Procurador señaló que la ley del Ministerio Público establece que el Fiscal de Investigaciones Administrativas podrá actuar en una causa cuando el fiscal titular tuviera un criterio distinto a la prosecución de la acción y que el reglamento de la FIA fija que su titular podrá intervenir aunque no haya iniciado la causa.

Righi señaló que la resolución que generó la polémica, la 147/08, "no introdujo modificación alguna en esa reglamentación".

"Carece de sentido entonces que el Dr. Garrido me remita este caso, pues si el derecho aplicable le generaba ´perplejidad´, era su deber despejar previamente sus dudas por la vía a la que acude recién ahora, debiendo abstenerse de realizar campañas de promoción personal de su rol en la lucha contra la corrupción, afectando la reputación del suscripto y la actuación del Ministerio Público al que pertenece", señala Righi en su resolución.

A través de un comunicado, la Procuración sostuvo que "después de que el Dr. Garrido predicara en diversos medios masivos de información que el Dr. Righi le había recortado funciones (...) ha quedado demostrado que sus afirmaciones no eran correctas".

Righi agregó que no advierte "a título de qué se genera" la consulta ya que Garrido interviene en esa causa "desde hace ya varios años".

Se trata de un expediente donde el fiscal federal Carlos Cearras solicitó el 16 de septiembre de 2003 el sobreseimiento de Marx, pero el entonces juez de primera instancia Jorge Ballestero no hizo lugar al pedido y reasumió la investigación.

Luego, Cearras devolvió el expediente sin dictaminar por considerar que no estaba prevista su intervención y a partir de allí comenzó a actuar Garrido, según la resolución del Procurador.

Comentá la nota