Otro día sin clases en Buenos Aires

Con alto acatamiento, los maestros iniciaron la huelga por 48 horas en reclamo de un aumento salarial. También marcharon en el centro porteño. La negociación podría reanudarse mañana.
Los docentes bonaerenses cumplieron ayer su primera jornada del paro de 48 horas que finalizará hoy. Con declaraciones cruzadas entre los gremios y el gobernador Daniel Scioli, la huelga tuvo un alto acatamiento y contó con una movilización a la casa de la provincia de Buenos Aires, en el centro porteño. Mientras Scioli anunció "el descuento de los días de paro" si continúan las medidas, ayer no hubo comunicación entre sindicatos y funcionarios, aunque se especulaba sobre una posible convocatoria para reanudar la paritaria mañana.

"Escuche bien lo que le estamos diciendo, no vamos a resignar tantos años de lucha, queremos un aumento para la carrera docente y que se respete a los docentes de mayor antigüedad, no queremos sumas en negro", le advirtió al gobernador Roberto Baradel, titular del gremio Suteba. El dirigente sindical estuvo al frente de la columna de docentes que marchó junto a los estatales provinciales desde el Congreso hasta la casa provincial, en Callao al 200. "Intentaron apretarnos diciendo que nos van a descontar los días de huelga. Esta es la respuesta, paro total en la provincia", agregó Baradel contestando a los dichos de Scioli, que anunció el descuento al promediar el día.

Con la medida de fuerza que concluye hoy, tras rechazar la oferta salarial presentada por la gobernación, los gremios docentes piden un 15,5 por ciento de aumento, en consonancia con el acuerdo de la paritaria nacional.

El ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, explicó la propuesta oficial: llevar el sueldo mínimo de 1450 pesos a 1620 pesos, con una masa salarial de 980 millones, y elevar el sueldo inicial para los maestros con 10 años de antigüedad a 1800 pesos. Los docentes plantean que para satisfacer sus reclamos haría falta sumar al menos 200 millones de pesos más a esa oferta, y distribuirlos en los haberes de manera que no "se achate la pirámide salarial".

Por la mañana, Scioli había pedido a los maestros que mientras seguían negociando "los chicos estén en las aulas. Esto es fundamental. Pido con todo respeto y la responsabilidad que tengo, un esfuerzo, comprensión y que podamos seguir con normalidad las clases". En ese contexto fue que agregó que "si siguen estos paros, están los mecanismos en marcha para los descuentos respectivos". El ex motonauta recibió el respaldo del secretario general de la CGT, el camionero Hugo Moyano, quien remarcó que Scioli "está haciendo un gran esfuerzo", aunque reconoció que también "lo hacen los maestros".

Mirta Petrocini, titular de la Federación de Educadores Bonaerenses, extendió una invitación a las autoridades del gobierno provincial para que recorran las escuelas y "sientan el malestar que existe en la docencia y tomen nota de las condiciones en las que están dando clases los maestros y profesores". Hoy los maestros cumplirán con su segundo día de paro y esperarán la convocatoria a la próxima reunión. Ayer no hubo contacto entre gremios y funcionarios, aunque corría el rumor de que probablemente se concrete el viernes.

Comentá la nota