"No hay otro Ciro James en el ministerio"

Esteban Bullrich no cambió prácticamente el despacho del ministro de Educación porteño. Los únicos toques personales son una carta de su abuelo –en la que le presenta su renuncia como juez a Juan Domingo Perón– y su guitarra criolla, con la que descarga tensiones cada tanto. Mientras se ceba un mate, el funcionario PRO comenta que la discusión salarial "la vamos a dejar para después de que se resuelva la paritaria nacional".
En diálogo con Página/12, reconoce que en 2009 se subejecutó el presupuesto de infraestructura escolar. "Lamentablemente, en un período de crisis no podés ajustar el salario docente", lo justifica.

–¿Fue un error designarlo a Abel Posse?

–Hablemos de la gestión de Educación para los próximos dos años.

–Pero Palacios, el espionaje, Posse, ¿no limaron la imagen de Macri?

–El impacto debe haber estado más en la gestión que en la imagen de Mauricio.

–¿Perdieron sintonía con los porteños?

–Espero recuperarla en la gestión de los próximos dos años.

–¿Disminuyeron las posibilidades de Macri de ser candidato a presidente?

–El sigue siendo un referente nacional.

–De Narváez fue muy duro con la gestión...

–Es importante que ese tipo de comentarios se hagan en un espacio más íntimo.

–El cuestionó el aval de Macri al matrimonio gay, ¿coincide?

–Yo tuve una opinión parecida a la de Francisco. Pienso que había que dar una discusión en el Congreso, donde se preservara la figura de matrimonio, pero le diera los derechos a quienes quisieran constituir una pareja.

–También Ricardo López Murphy sostuvo que "el macrismo no tiene rumbo".

–Ricardo es un dirigente valioso que puede aportar a la política. Ahora estamos en proyectos distintos. El rumbo nuestro es claro y lo vamos a mantener.

–¿Qué políticas educativas piensa impulsar?

–La idea es mantener los ejes de gestión. Voy a reforzar la inclusión social, potenciar la tecnología como herramienta de aprendizaje y trabajar en que la educación media tenga salida laboral. Los chicos no encuentran en la escuela herramientas que les permitan salir a trabajar. Hay algunas experiencias muy buenas de algunas organizaciones, como la Corriente Clasista y Combativa, que tiene una capacitación para jóvenes y adultos para algunos oficios específicos.

–¿Cuál va a ser la política hacia los gremios docentes?

–Me senté con todos los gremios. Queremos que el docente sea el agente transformador dentro del sistema y que la carrera docente sea atractiva. Lamentablemente, ha perdido prestigio la misma carrera docente. El ministerio venía en un trabajo en esa línea, que queremos fortalecer. Además, estamos trabajando en una capacitación en matemática para la primaria. La otra línea es reducir el ausentismo en la escuela media.

–En el Presupuesto 2010 no está previsto un aumento, ¿qué significa esto?

–Significa que el Presupuesto no incluye el aumento.

–Pero, ¿cómo se piensa manejar en la paritaria que empieza el viernes?

–Acá también hay algo que delimita la cancha en la que se da la discusión, que es la paritaria nacional. Me reuní también con Sileoni para hablar de este tema. Estamos esperando cuál es la resolución de esa paritaria. La Nación tiene herramientas para financiar parte del aumento. Lo que le planteamos a los docentes es: "Queremos sentarnos a dialogar". Por ahora, planteamos una agenda de trabajo que excluyen lo salarial (estamos trabajando temas administrativos, como las altas).

–En los fundamentos de su proyecto de Ley Federal de Educación en el Congreso, señalaba que es "deber ineludible de los docentes comprometerse a que el ejercicio de su profesión sólo puede interrumpirse en casos excepcionales de fuerza mayor. Los alumnos no pueden ser rehenes de las demandas sindicales". ¿En qué sentido son "rehenes"?

–Muchas veces me parece que en la discusión que se da entre nosotros y los docentes, los alumnos quedan relegados. Nuestro objetivo es que el alumno vuelva a ser el centro del debate educativo.

–Este planteo, ¿no implica recortarles el derecho de huelga?

–Bueno, la huelga es una situación excepcional. Pero me parece que es derecho constitucional.

–Para su antecesor, Abel Posse, era equivalente a "ponerle un arma en la cabeza al chico"...

–Esteban Bullrich cree que la huelga es un derecho constitucional. También creo que es importante que nuestra discusión salarial sea un ejemplo para los chicos. Nosotros estamos formando cuando actuamos como dirigentes. Si estamos en una confrontación permanente y no llegamos a un acuerdo, es un mal ejemplo para los chicos. Mi vocación es que los conflictos que pueda haber se resuelvan en la mesa de diálogo.

–De 2008 a este año se redujo el presupuesto de infraestructura escolar de 317 millones a 145 millones, ¿va a rever este ajuste?

–Es importante ver de dónde venimos: antes, hubo años en que se invirtieron treinta millones. Estamos garantizando un piso mínimo de inversión de 110 millones, que es cuatro veces más que en la gestión de Ibarra. Sí estoy de acuerdo con que el año pasado se subejecutó el presupuesto: se gastaron más o menos 110 millones. La razón es que, lamentablemente, en un período de crisis, donde vos ajustás en educación, no podés ajustar en el salario docente, que es el 80 por ciento del presupuesto educativo. Tenés que ajustar en lo que queda, que es el presupuesto de infraestructura. Lamentablente, es así.

–Sin embargo, el presupuesto en Educación privada casi se duplicó...

–Siempre sube más el presupuesto estatal. El problema es de qué hablamos cuando hablamos de educación privada: en esos subsidios que se le da a la educación no estatal contemplamos muchos trabajos de organizaciones sociales: hay una experiencia muy linda del MTR "La Dignidad" en la zona sur y la experiencia del padre Pepe en la Villa 20.

–También están, por ejemplo, las Esclavas del Sagrado Corazón, que cobran a sus alumnos cuotas de más de 800 pesos por mes.

–Una porción menor de los subsidios se le da a escuelas que cobran, sí.

–En 2009, se cumplieron con 4 de las 47 obras consideradas imprescindibles y 11 nunca se iniciaron, según un informe del legislador Martín Hourest...

–Tenemos terminadas 923 obras. Estamos arriba de mil obras en dos años: cuatro veces más que las obras que se ejecutaban antes. El 82 por ciento de los edificios tuvo algún tipo de obra. Lo que sí pasa es que algunas de estas obras se dejaron para el verano, porque necesitan que no haya alumnos. Algunas se están terminando ahora.

–Hubo una denuncia de ATE sobre "patovicas neonazis" en el programa de mitigación de riesgos, ¿tomó alguna medida?

–Estuve reunido con los sindicalistas y estamos haciendo una evaluación. Quiero aclarar que no hay ninguna empresa contratada detrás de esto.

–Mariano Narodowski tuvo que dejar la gestión porque Ciro James cobraba en este ministerio un sueldo de seis mil pesos, ¿inició una investigación?

–Estamos trabajando con la Defensoría, que ha pedido ver las actuaciones.

–¿Qué le garantiza que no hay otro James en el ministerio?

–Que se revisó la base de datos de los contratados. Lamentablemente, es una marca y hay que trabajar en ese sentido.

–¿Puede afirmar que no hay otro James?

–Estamos en condiciones de afirmarlo.

–¿Qué piensa de la amnistía que propuso Diego Guelar para los represores?

–Cada vez que hubo un 24 de marzo, reconocí errores que cometieron los partidos de centroderecha que participaron de golpes militares. Nosotros debemos trabajar para mirar para adelante y no para atrás.

–¿Entonces?

–Hoy la Justicia tiene que actuar.

–¿La polémica de las pistolas Taser es un nuevo dolor de cabeza para la gestión?

–Es una prueba de que se está haciendo, que está funcionando en otros países. No creo que sea un problema.

Comentá la nota