En otro capítulo caliente del verano político de Sáenz Peña, asumió Monti y cuestionó a Peche

Daniel Monti, arquitecto de profesión, asumió ayer como presidente del Concejo Municipal por el término de cuatro meses, tiempo que demandará la suspensión de su titular, Luis Peche, en medio de un recalentado escenario político.
En tanto que Pedro Egea, por ese mismo término, fue impuesto como concejal.

"Sí, juro, por Dios", afirmo Monti al hacerse cargo del cuerpo deliberante, e instantes después formuló declaraciones a la prensa.

Luego de aplicarse la sanción al presidente del concejo Luis Peche, y según lo establece el reglamento interno del cuerpo, que las ausencias temporarias por el termino de más de 30 días, y aprobadas por el poder legislativo, deberán ser inmediatamente cubiertas por los concejales suplentes que figuren primero en el orden de prelación. Así se estableció que la presidencia del Concejo por el lapso de 120 días estará en manos de Daniel Monti.

Además, se convocó por el término de 120 días al concejal suplente Pedro Egea quien figura primero respetando el orden de prelación, con respecto a las últimas elecciones, razón por la cual ayer se procedió a tomar juramento de incorporación al nuevo edil por el lapso que dure la suspensión de Peche.

La concejala Isabel Jara tomó el juramento tanto a Monti como a Egea, en un acto realizado ayer en la sede del Concejo de las calles Moreno y Laprida, al que asistió también el intendente Gerardo Cipolini y la legisladora provincial Elba Altamiranda (UCR).

"El precio por decir que en la UCR Rozas digita todo"

"Esta decisión del Concejo era una carta leída... Ya lo sabía", respondió el suspendido presidente del cuerpo deliberante, Luis Peche.

"Estoy pagando el precio de decir la verdad, de decir que en la UCR Rozas digita todo, no se abre la jugada para la militancia, y ni tampoco para la dirigencia del interior, o si no díganme qué dirigente nuevo, joven, con visión, surgió?... Ninguno, porque sencillamente, dos o tres dirigentes tienen todo copado, y no hay lugar para la sana autocrítica", manifestó enfáticamente.

Dijo que acepta el fallo del Concejo, pero que tiene "los resortes legales para hacer una presentación judicial, y ahí veremos qué sucede, pero de todos modos, me siento orgullo de que me castiguen por decir verdades".

"Cuando manda capitán..."

Luis Peche no se guardó críticas y reiteró que los concejales de la Alianza "tienen que aceptar la bajada de línea, o sea, la obediencia debida existe y se han transformado en levantamanos de los dictados que vienen desde afuera del concejo", dijo, aunque sin dar nombres.

"Necesitan del sueldo de la política, entonces obedecen y hasta les gusta que les bajen línea y no importa si están bien hechas o no las investigaciones, si hay pruebas o no hay pruebas, la orden era que me sancionen, y ojo que ahora van por más, después no digan que nos les avisé", ironizó.

Comentá la nota