Otro barrio con problemas en el servicio de luz y agua

Los vecinos del barrio Gabriel Miró de Lomas de Zamora continúan sin agua corriente ni energía eléctrica pese a los insistentes reclamos. Tras el corte que realizaron sobre Camino Negro hace 20 días, funcionarios municipales les habían “prometido solucionar el problema”, sin embargo, afirman que todo “sigue igual”.

A más de 20 días del corte y de las promesas de los funcionarios, la situación no se modificó en el barrio Gabriel Miró de Lomas de Zamora. Más de mil personas habitan el extenso terreno y carecen de agua corriente y luz eléctrica, por eso, con una movilización en plena avenida pidieron mejoras para el barrio y los funcionarios que se acercaron al lugar les habían “prometido tomar cartas en el asunto”.

“Todo sigue igual, nadie hizo nada por nosotros. Se hicieron reuniones después del corte pero nada cambió, dicen que van a hacer cosas pero pasan los días y la situación en el barrio es cada vez peor”, contó Lorena Aguirre, una de las vecinas que forma parte de la comisión barrial.

Según relataron, esta semana de intenso calor padecieron la falta de agua y señalaron que el camión municipal “nunca llegó”. La mayoría debe caminar más de siete cuadras para conseguir en otros barrios algún bidón y otros se ven obligados a gastar lo poco que tienen en agua mineral.

“Acá hay muchos chicos y son los que más sufren esta situación. Para bañarlos tengo que llevarlos a la casa de la abuela o algún otro pariente porque en nuestro barrio no corre una gota de agua, queremos una solución de inmediato”, manifestó Aguirre.

Los residentes levantaron el barrio hace tres años a fuerza de su "propio trabajo" y “a pulmón”, como ellos describen. El extenso predio fue tomado por cientos de familias que fueron edificando precarias viviendas y con los años creció la población enormemente.

Una vez instalados allí, ellos mismos colocaron de manera clandestina la luz y el agua, que en la época estival por la gran demanda generó que la presión bajara y se queden sin el suministro

Además, indicaron que las luminarias del lugar no funcionan y solicitan la instalación de una parada de colectivos, ya que deben recorrer muchas cuadras para acceder al transporte público.

“Pusieron un cartel indicando que harían una parada pero no la construyeron, sólo quedó ese papel y nada más. Pretendemos que hagan algo por lo menos que nos brinden agua y una garita, no es mucho pedir”, señaló otra mujer indignada.

A raíz de la situación, no descartan realizar marchas y cortes para que las respuestas lleguen de inmediato. “No podemos seguir así, necesitamos que nos den soluciones”, remarcaron.

Comentá la nota