Otro banco devuelve la ayuda de Obama

Es la entidad financiera más grande del país, según sus activos. Vendió bonos convertibles en acciones para hacerse de liquidez y pagar el rescate estatal para salvarlo de la crisis. Mañana haría lo mismo el Citigroup para recaudar 20 mil millones.
El Bank of America (BofA) completó la devolución de la ayuda financiera de emergencia que el gobierno norteamericano le había prestado para enfrentar la crisis financiera. La entidad bancaria devolvió al Tesoro de Estados Unidos 45 mil millones de dólares. Según Joe Price, director financiero del BofA, vendió bonos en la bolsa para conseguir liquidez suficiente y pagar la deuda y los respectivos intereses. Mañana tomaría una medida similar el Citibank.

"Debemos dar las gracias a los contribuyentes por hacer accesibles estos fondos al sistema financiero estadounidense y a nuestra compañía durante un momento muy difícil", manifestó el consejero delegado, Kenneth Lewis, en un comunicado de prensa.

Esta entidad bancaria, con sede en Carolina del Norte, explicó que ha pagado, además, 190 millones en concepto de dividendos asociados a las acciones preferentes que otorgó al Tesoro y que ya ha recomprado.

Para adquirir esos títulos preferentes ha empleado 19.290 millones de dólares conseguidos con la venta de valores y otros fondos que ya poseía, precisó la entidad.

En enero pasado, el Tesoro estadounidense distribuyó 14.770 millones de dólares entre 43 bancos como parte del plan de rescate financiero. El BofA recibió en total de manos del Estado 10 mil millones de dólares que terminó de pagar ayer con efectivo corporativo. Además, la empresa completó una oferta de títulos por 19,90 millones de dólares que formaban una parte de ese acuerdo.

Bank of America se suma así a otras entidades, como Goldman Sachs, JPMorgan Chase y Morgan Stanley, que ya han devuelto la totalidad o parte del dinero que obtuvieron del Tesoro.

Citigroup, otro de los mayores bancos estadounidenses, recibió también 45.000 millones de fondos federales y se propone devolver parte de esa ayuda logrando hasta 20.000 millones de dólares con una oferta de acciones que podría plantear este jueves, según informó hoy el canal financiero de televisión CNBC.

El presidente ejecutivo del BofA, Ken Lewis, quien dejará su puesto a fin de año, dijo que se "superó un obstáculo clave al demostrar la salud de la economía en general".

La empresa originalmente recibió ayuda del gobierno estadounidense en dos pagos: uno por 25 mil millones en otoño de 2008, y otro de 20 mil millones de dólares en enero último. Los fondos fueron girados por el Tesoro norteamericano como parte de un acuerdo para que el BofA pudiera adquirir Merrill Lynch & Co. Las acciones del BofA subieron ayer un 3 por ciento.

Comentá la nota