Otro avance de Hugo Chávez sobre la prensa: allanará todos los medios de comunicación

Dos días después de que el caudillo advirtiera podría aplicar medidas severas a la prensa, Gaceta Oficial publicó este martes una resolución según la cual se iniciarán inspecciones a radios y televisoras a cargo del ente regulador del sector
En su programa dominical de radio y televisión Aló, Presidente, Chávez apuntó sus críticas a los medios de comunicación que incitan "al odio, a la guerra", y exhortó públicamente a los entes estatales a "iniciar los procedimientos, las investigaciones" contra canales y radios locales que incumplan las leyes.

Según una resolución de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) publicada en Gaceta Oficial, un grupo de funcionarios de ese organismo iniciará una serie de inspecciones a los medios del sector para "verificar instalación, operación y prestación de servicios", y solicitar a los operadores "las informaciones que consideren convenientes".

La medida, que entró en vigencia el martes luego de su publicación en Gaceta Oficial, prevé que Conatel podrá "solicitar el auxilio de cualquier fuerza pública cuando hubiera impedimento en el desempeño de sus funciones".

De igual forma se contempla que de negarse un medio a la inspección o a la entrega de documentos, incurrirían en "ilícitos administrativos sancionables con multas".

Chávez advirtió el domingo que los medios privados "se pueden llevar una sorpresita en cualquier momento. Están jugando con fuego, están jugando con fuego, manipulando, incitando al odio".

En el país funcionan más de una treintena de emisoras de radio y cinco canales privados: Venevisión, Televen, Globovisión, Canal I, La Tele. A Radio Caracas Televisión (RCTV), que hasta dos años funcionaba en señal abierta a nivel nacional, el gobierno de Chávez no le renovó la concesión en mayo del 2007, lo que la obligó a funcionar sólo por cable.

Chávez fustigó al canal de noticias Globovisión, que es la única televisora fuerte crítica del gobierno, y a su director, Alberto Federico Ravell.

En alusión a Ravell dijo: "Ese loco con ese cañón se va a acabar o me dejo de llamar Hugo Rafael Chávez Frías".

A estas críticas se sumó en la víspera el canciller venezolano, Nicolás Maduro, que acusó a los medios locales de realizar un "terrorismo mediático" y consideró a la televisora Globovisión como "forajida", "antidemocrática", y practicante de "valores del fascismo".

Conatel abrió el pasado 8 de mayo un proceso a Globovisión alegando que habría incitado al "pánico" y "zozobra" al informar sobre el sismo que ocurrió el 4 de mayo en Caracas y en el centro del país.

Ravell salió la madrugada del 4 de mayo a través de Globovisión a dar detalles sobre el temblor usando como fuente un reporte del Servicio Geológico de los Estados Unidos.

Comentá la nota