Otras tres comunas echaron contratados a causa de la crisis.

Otras tres comunas echaron contratados a causa de la crisis.
Se trata de Guaymallén, Godoy Cruz y Capital, que se suman a San Rafael. Las otras ajustan en gastos corrientes y hacen cuentas.
Con calculadora en mano para hacer los números que permitan sortear la crisis económica, la mitad de los municipios del Gran Mendoza ya rescindió contratos de personal. El resto, asegura que recortó gastos superfluos como viáticos, teléfonos y eventos especiales. Pese a que muchos piden asistencia financiera a la Provincia, prometen que no se verán afectados los servicios esenciales.

Como en el Sur, en donde, como contó Los Andes en su edición de ayer, San Rafael ya bajó 40 contratos y hablan de desequilibrio financiero, en los comunas de Capital, Guaymallén, Godoy Cruz, Luján de Cuyo, Las Heras y Maipú hay preocupación por la situación actual y, al igual que la Provincia, ya tomaron la tijera para ajustar el presupuesto para así poder llegar a fin de año, mientras muchas de ellas esperan la asistencia financiera del Ejecutivo provincial.

En Capital hubo bajas de contratos pero, según indicaron desde el municipio, son "muy pocas" las provocadas por la crisis.

"En realidad, apenas ingresamos a la comuna en diciembre de 2007, hicimos una revisión de contratos, y la hemos repetido 3 veces. Por la crisis ha habido bajas pero son unas pocas, lo que sí estamos haciendo es que si se rescindió un contrato o alguien se jubiló, no se volvió a contratar personal para ese puesto", explicó el secretario de Hacienda Alejandro Gallego.

Los ajustes que hizo el intendente radical Víctor Fayad están vinculados a cuestiones administrativas, de acuerdo a lo que expresó el funcionario. "Teníamos presupuestado el cambio de muebles del edificio y también compra de uniformes, pero eso lo hemos parado", añadió. Gallego avisó que no se recortará la prestación de servicios.

"Al contrario, en este momento de crisis pensamos que es muy importante que la gente pueda apoyarse en los servicios municipales, por eso, por ejemplo, la reparación del gimnasio municipal no la hemos frenado", terminó.

En Guaymallén la situación es otra. De acuerdo a información oficial, 100 contratos fueron dados de baja. "Se trata de 70 contratos temporarios y 30 de locación de servicios, muchos de ellos vencían en julio", subrayaron desde el municipio. Es la tercera vez desde que comenzó la gestión del intendente Alejandro Abraham (PJ) que se reduce el personal.

Lo mismo sucede en Godoy Cruz, en donde, desde que comenzó el año, ya se terminaron con 102 contratos. "En los últimos meses fueron 30", subrayó un vocero del intendente cobista Alfredo Cornejo. Desde el municipio justificaron las bajas diciendo que se trata de "una situación vinculada con la crisis", pero además, "de una política de potenciar la calidad del personal sobre la cantidad".

En Luján de Cuyo, en tanto, avisaron que no ha habido disminución de contratos. "En la comuna hay muy pocos contratos, serán unos 80 y esto no es significativo a la hora de ahorrar", dijo el secretario de Hacienda Jorge Frascali.

En Las Heras, el intendente justicialista Rubén Miranda promete "priorizar al personal". Así, lo confirmó el director de Desarrollo Organizacional de la Comuna, Hugo López. El funcionario explicó a este diario que "se está haciendo una revisión de todos los contratos, pero el personal se resguardará porque se trata de vecinos de Las Heras", confió.

El gasto en personal que tiene la Municipalidad significa un 55% del presupuesto total. "La orden que ha dado el intendente es recortar gastos como teléfonos o eventos especiales. También estamos concientizando a la población a que pague sus tasas municipales", dijo López.

El municipio de Maipú también está apuntando al pago de las tasas. El secretario de Hacienda y Administración de la comuna, Elián Japaz, confirmó que apuntan a incrementar la recaudación.

"Hemos enviado más de 10 mil notificaciones para pedirle a los vecinos que regularicen su situación, algunos ya lo han hecho. Tenemos planes de pago, pero llegaremos hasta el remate si no vemos buena voluntad", explicó Japaz. En la Municipalidad "se están revisando" contratos, ya se renovaron hasta diciembre los que vencieron el 31 de junio y otros fueron prorrogados por 3 meses.

En tanto, desde la Federación de Empleados Municipales, hay preocupación por la situación de los contratos, especialmente los de locación. El vicepresidente de la entidad, Raúl Zúñiga, le dijo a este diario que: "Se trata de una situación en la que el personal se queda desprotegido porque está fuera de la ley 5.892".

Comentá la nota