Otras dos renuncias elevan a 35 las vacantes judiciales

En octubre se jubilarán un fiscal y un vocal de la Cámara Penal. Si se contabilizan los puestos creados por ley que nunca se pusieron en funcionamiento, habrá 49 despachos sin titulares.
A partir de octubre dos nuevas vacantes se sumarán al Poder Judicial, con lo cual el número de acefalías ascenderá a 35. Si a esto se suman otros 14 cargos creados por ley pero que nunca llegaron a ser puestos en funcionamiento, el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM), cuando termine de conformarse, podrá llamar a concursos públicos para la cobertura de 49 despachos (Ver "Los que aún...").

El miércoles presentaron sus renuncias para poder jubilarse, Julio Armando Espíndola Aráoz, vocal de la Sala I de la Cámara Penal, y Edmundo Alberto Botto, fiscal primero ante la misma cámara. Sus respectivas notas ya fueron elevadas por la Corte Suprema de Justicia al Poder Ejecutivo para que el gobernador, José Alperovich, dicte los decretos de aceptación de las dimisiones y fije desde cuándo se harán efectivas.

Con el caso de Espíndola Aráoz ascenderán a seis (sobre un total de 18) las vocalías vacantes en la Cámara Penal, dado que anteriormente se retiraron (también por razones previsionales) Jorge Duhart, Miguel Iacono y César Vera, y falleció Julio Francisco Silva. A esto hay que agregar la acefalía generada por la destitución de Alicia Freidenberg, aunque está pendiente de resolución -por parte de la propia Corte Suprema- la acción de amparo entablada por la ex magistrada con el fin de que se la restituya en el cargo por supuestas violaciones a las garantías constitucionales que hacen al debido proceso durante el juicio político que la Legislatura siguió en su contra, en enero de 2006.

Otros problemas

La situación en las Fiscalías que actúan ante la Cámara Penal también es crítica, porque con la jubilación de Botto llegarán a tres (sobre un total de seis) las vacantes, teniendo en cuenta que anteriormente se retiró Juan Santos Suárez y que murió Carlos Castellano.

Cuando efectivamente se produzcan los retiros de Espíndola Aráoz y de Botto, en el centro judicial de la capital habrá 29 despachos vacantes, 22 de los cuales tendrán como causa la jubilación de los magistrados para acceder al beneficio del 82% móvil. En Concepción hay seis cargos acéfalos, cinco de los cuales se deben a jubilaciones: las de los ex camaristas Félix Carmona y Marta Miranda Villagra de Ibazeta; las de los ex jueces Antonia Pastoriza y Eduardo Molinuevo, y la del ex defensor oficial penal, Norberto Antoni. El único Juzgado Correccional está vacante desde que Elena Grellet fue ascendida a camarista penal.

Comentá la nota