"Si no hay otras ideas avanzaremos con la nuestra"

"Si no hay otras ideas avanzaremos con la nuestra"
Pulti señaló que le gustaría que la oposición presente alternativas. Igual, dijo que el proyecto de llevarlos a la Escollera Norte es "serio y responsable".-
Para el intendente Gustavo Pulti, la propuesta de trasladar el corredor nocturno de Alem a la Escollera Norte sigue siendo la iniciativa "más seria y responsable" para apaciguar los conflictos que suscita la explotación de bares y boliches en la zona. Frente a los fuertes cuestionamientos pronunciados por concejales de la oposición, que rechazan ese proyecto, el jefe comunal sostuvo que están dadas las posibilidades para que quienes tengan ideas mejores las esgriman, porque de lo contrario "naturalmente que se seguirá adelante con esta iniciativa", aseveró.

El intendente prefirió no contestar de manera confrontativa a los comentarios y posturas expresadas la semana pasada por ediles de la oposición que descalificaron el proyecto del oficialismo, que prevé el traslado de la actividad nocturna de Alem a la Escollera Norte. Optó, en cambio, por recordar que están dadas las posibilidades de que se presenten y evalúen iniciativas superadoras. "No estamos cerrados a nada. Nuestro deber no es imponer un criterio, sino encontrar soluciones", aseguró en diálogo con El Atlántico.

A su entender, más allá de que hoy no haya otros proyectos para considerar, el del oficialismo es el "más serio y responsable". "El Plan Estratégico le ha dado la factibilidad", agregó como fundamento a la defensa de la iniciativa, tras resaltar la composición diversa de este espacio de planificación integrado por organizaciones, empresas, sindicatos y profesionales, entre otros.

Para Pulti, la postura de la oposición no tiene ánimo destructivo. Entendió que se trata de diferencias de opinión, lo cual "no está mal". "Yo respeto las opiniones de todos, pero lo que también me gustaría es saber si podemos contar con más proyectos alternativos ya que eso sería interesante", insistió.

Entre los cuestionamientos que se le hacen al proyecto oficial está el que sostiene que el traslado del corredor nocturno alteraría la operatividad del puerto. Fue durante una jornada de trabajo en el Concejo Deliberante que se consideró que la Escollera Norte "no es el lugar ideal" para el traspaso de la actividad de bares y boliches.

Al respecto, Pulti aclaró que los planteos y reservas de diversos actores portuarios fueron contemplados y respetados durante la elaboración del plan de factibilidad que confeccionó el Plan Estratégico. "Además, deben ser respetadas porque el convenio que se firmó con el Ministerio de Defensa exige ese respeto", manifestó, y añadió seguido que no existe intención alguna de parte de su gestión de alterar o afectar la operatividad portuaria. Por el contrario, y como agregado, dijo que se estaría poniendo en valor un ámbito físico que hoy no tiene uso y está en estado de abandono.

"Si ahora aparecieran otros proyectos, deberíamos considerarlos. Si no los hay, naturalmente que seguiremos adelante con este", aclaró.

RESPETO POR LAS NORMAS

La semana que pasó encontró al Ejecutivo y a los propietarios de bares de Alem enfrentados por los controles que desde la comuna se realizan en los locales nocturnos. Para los bolicheros, "son excesivos"; para los funcionarios municipales "son necesarios" y para el intendente, forman parte de una política de gobierno que no permitirá "la explotación comercial por encima de las normas".

"Mientras que ocurrió el desarrollo anárquico de lo que es la oferta nocturna en Alem, nosotros pensamos que se debió haber limitado y no se hizo. Ahora, que se realizan los controles, hay a quienes les resulta incómodo porque desarrollan una explotación por encima de las normas", disparó el intendente, en referencia a los excesos que se constatan en términos de factor de ocupación en los comercios bailables de Playa Grande.

Para el intendente, lo que cambió de años anteriores a hoy "es que el Estado está intentando hacer respetar las normas, contribuyendo a preservar la vida de quienes concurren a esos locales". Durante toda la semana, tanto Pulti como sus concejales, insistieron con que no se arriesgarán a que en Mar del Plata se viva "un segundo Cromañón".

"Que el Estado pretenda hacer cumplir su rol de policía para controlar que se cumplan las ordenanzas y las normas, hace que se produzcan tensiones. Pero de nuestra parte, no hay ánimo de confrontación sino todo lo contrario", aseguró Pulti.

La falta de planificación para que en Alem funcione un corredor nocturno y -como sostuvo- "la anuencia de algunos que no quisieron o no supieron controlar las cosas", terminó por volver incompatible ese entorno urbano y social con el desarrollo de actividades en la zona. "Por este motivo es que insistimos, nosotros, con la importancia de desarrollar un nuevo activo urbano y recreativo en la Escollera Norte", concluyó.

Comentá la nota