Qué otras cosas se podrían hacer con los $ 600 millones del fútbol

Los fondos que el Estado destinará a la rescisión del contrato entre la AFA y TSC equivalen a unos 250.000 planes sociales o 6.000 ambulancias equipadas. Un desvío de la caja que deja a las urgencias sociales a la cola de los rezagados.
Unas 78.000 laptops económicas para alumnos argentinos. 250.000 planes de asistencia social. 3.900 casas de 80 metros cuadrados. 150 kilómetros de ruta. 13.000 policías adicionales. 300 millones de litros de leche fortificada. Éstas son algunas de las cosas que se pueden adquirir en la Argentina con $ 600 millones al año. Y en estos últimos días, esa cifra comenzó a resonar con fuerza en los medios de comunicación. Es que para quedarse con la televisación de los partidos de fútbol de Primera A, B Nacional y Primera B, el piso del que se parte es de $600 millones al año.

"El contrato acaba de morir", anunció el vocero de la AFA en el predio de Ezeiza, en referencia al acuerdo que tiene con TSC (Televisión Satelital Codificada) y Trisa (Tele Red Imagen) hasta 2014. Mientras que las negociaciones continúan entre Julio Grondona y Néstor Kirchner, ya se habla de un contrato por 10 años con el Estado.

Combatir la pobreza

Unos $ 600 millones por año, $6 000 millones por 10 años. ¿Qué se puede hacer con ese dinero en el país? En términos de urgencia social, combatir la pobreza debería ser, para los economistas consultados por Weekend, una de las cuestiones más significativas a la hora de invertir ese capital. "Equivalen a 250.000 planes sociales de $200 mensuales. Si vamos a hablar de redistribución del ingreso, ahí hay un número bien claro", sostiene Miguel Braun, director Ejecutivo del CIPECC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento). Para Juan José Llach, economista e investigador del IAE, "se lograría financiar a docentes que, en jornada escolar extendida, permitieran a 230.000 chicos de 1.200 escuelas acceder al conocimiento y la práctica de las tecnologías, los deportes, el arte y la segunda lengua".

"Construir 180.000 metros cuadrados de escuelas, o edificar 3.900 casas de 80 metros cuadrados, o entregar 78.000 laptops económicas a los alumnos", precisa Eduardo Amadeo, diputado electo por Unión-PRO y ex embajador en los EE.UU. Y continúa: "Con ese dinero, también se pueden distribuir 300 millones de litros de leche fortificada, comprar 6.000 ambulancias equipadas, levantar seis hospitales de alta complejidad con 120 camas". Según Amadeo, las tres prioridades actuales del país deberían ser "sostener el crecimiento con estabilidad, reducir sustancialmente la pobreza y la indigencia y lograr un acceso de educación de calidad para todos".

Horacio Costa, economista de DPA Consultores, considera relevante tomar números oficiales para realizar los cálculos de los usos alternativos del capital. "Podrían construirse 420 escuelas que cumplan dos tercios del programa del Gobierno ’700 escuelas’. También edificar seis hospitales, tal lo previsto por un plan de salud anunciado en 2008 en el que se construirían 30 hospitales, que implicarían una erogación de $3000 millones", detalla. Además, tomando como base el plan vial del Gobierno, se pueden construir "150 kilómetros de ruta".

Con $ 600 millones al año, el director Ejecutivo del CIPECC también calcula que se pueden contratar 13.000 policías adicionales. "Suponiendo que cobran $ 3.500 por mes, como la nueva policía metropolitana", aclara. "El programa del Gobierno para la promoción de las inversiones de 2009 estaba en torno a los $ 600 millones. Y con eso todavía no se avanzó", dice Mariano Lamothe, economista de la consultora Abeceb.com.

La oportunidad del acuerdo

Este número también trae a la memoria algunas proclamas oficiales. En junio de 2009, se anunció que se destinaría ese monto para reforzar los sistemas de salud en respuesta a la Gripe A. Con el decreto 976/01 -dictado en 2008- el Gobierno comunicó que entre 2009 y 2011 se consignarían fondos de infraestructura para mejorar el servicio del Ferrocarril Belgrano Sur, entre los que se encuentran vagones y locomotoras. ¿Por cuánto? $ 600 millones en esos tres años. Esa cifra también se acerca al monto total del subsidio a productores lecheros que anunció la presidenta Cristina Kirchner en julio de este año. Una cifra similar ($ 530 millones) es la que el Estado gasta en el sistema penitenciario por año. El gobierno nacional destina unos $ 4.600 por mes por cada uno de los 9.510 presos que tiene a su guarda en las unidades del Servicio Penitenciario Federal (SPF) en la Argentina.

Mientras que la pelota comenzará a rodar -con o sin TV- el 21 de agosto, en esta nueva etapa del negocio del fútbol también ruedan las críticas. Según Juan Miguel Massot, director del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad del Salvador (USAL), la gravedad reside en lo que se está negociando. "Es un bien privado. No se habla de un bien público, ni de justicia social, ni de seguridad ambiental", se indigna. Y agrega: "No es que falte dinero en la Argentina, el problema es que está pesimamente administrado". "El Gobierno elige subsidiar a evasores, mafiosos y barras bravas y privar a los chicos más necesitados de acceder a una educación de calidad", dispara Llach. Para Braun, los $600 millones anuales "es una cantidad de fondos importante que debería discutirse y aprobarse en el Congreso".

Aunque considera legítimo que el Gobierno busque "modificar el perfil de su deuda", afrontar el déficit fiscal del cuarto trimestre de 2009 debería ser, para Costa, una de las principales prioridades del gobierno nacional. "El momento es inoportuno, porque todos estaríamos esperando medidas de reestructuración del gasto para recuperar el superávit primario", especifica el socio de DPA Consultores. Y añade: "El sector público consolidado se dirige hacia una situación deficitaria". Por su parte, Amadeo considera que la Argentina necesita "una administración cuidadosa con sentido estratégico" y sostiene que en un marco fiscal de extrema restricción, el Gobierno "no puede permitirse aventuras como las de Aerolíneas y AFA". "El conflicto puede ser resuelto perfectamente en el ámbito del derecho privado, pero el Gobierno ha intervenido solo por razones políticas, abriendo una caja de pandora que, sin duda, tiene costo incierto", concluye el diputado electo por Unión-PRO. z we

Los $ 600 millones para

el fútbol equivalen a

n 250.000 planes de

asistencia social.

n 420 escuelas del programa "700 escuelas" del gobierno nacional.

n 300 millones de litros de leche fortificada.

n 150 kilómetros de rutas.

n 78.000 laptops económicas para estudiantes argentinos.

n 13.000 policías adicionales con un sueldo mensual de $3.500.

n 6.000 ambulancias equipadas.

Comentá la nota