"Otra vez los transportistas"

Así se titula un comunicado de prensa del Pacto Solidario Marplatense, integrado por el PaSo, Espacio Solidaridad e Igualdad, Marplatenses por la Igualdad y Grupo Encuentro.
En la gacetilla, se indica que "periódicamente y en forma no espasmódica, los empresarios del servicio público de pasajeros de Mar del Plata-léase los dueños de los colectivos-nos sorprenden con algún reclamo o inquietud, tendiente a obtener una mejora de rentabilidad para el servicio que prestan. Esto, que sería natural para una empresa privada, encuentra en un servicio público como es el transporte de personas, el límite que marca el hecho de ser la gente de a pie, el pueblo, el que termina pagando la reivindicación de los transportistas".

Y se puntualiza que "desde su inicio esa fue la impronta que le impusieron a su gestión ante las autoridades municipales, llámese Intendentes de turno o concejales en actividad. Siempre con huelga o sin ella, con prebendas y dádivas o con amenazas de locaut patronal. El sector empresarial, siempre terminó imponiendo su tesitura y llevando a cabo sus propuestas. El ‘imperium’ de los gobernantes, en esta materia se trasladó de las autoridades elegidas por el pueblo, a las manos de los Ferraresi de turno y de esa forma los rehenes del sistema (los usuarios) nunca logran concretar sus metas de mejorar el servicio, de hacer que se respeten las frecuencias, que los colectivos estén limpios, que se cumplan los pliegos y que en definitiva viajar en bus, no se convierta en una odisea y sea lo que es en cualquier lugar civilizado, tener un precio accesible, confortable y confiable".

A reglón seguido, se remarca que "hoy vuelven a la carga y con una extraña fundamentación, piden lo que hasta hace poco tiempo era una herejía para ellos; el método del doble pago del boleto, es decir que el usuario pueda pagar con tarjeta-como lo indica el pliego al que deben estar sujetos-o con una monedera que según ellos el anterior Intendente Katz, les prometió convalidar como forma alternativa de pago. Como todo argumento señalan que de esa forma, el usuario sería beneficiado al tener dos formas de abonar el viaje. No dicen que de esta forma se abriría la posibilidad de escapar al control de la Municipalidad en lo que hace al número de usuarios del servicio y de esa forma, amplían su capacidad de negociación, con fraude fiscal incluido, a la hora de solicitar nuevos aumentos".

Y se subraya que "el Concejo se los negó y pero extrañamente el Presidente del cuerpo, ocupando la jefatura del ejecutivo comunal en ausencia del intendente, vetó la norma que fijó el cuerpo que el preside; que establecía los plazos de colocación a las unidades de los equipos de tarjeta por aproximación, y firmo un acuerdo con la AMETAP para que en un plazo que se podrá extender a doce meses, para que instalen un sistema mixto (monederas), olvidándose que el pliego de bases y condiciones prohíbe expresamente las monederas o cualquier otra forma de pago que no sean las tarjetas".

"El vecino por último también les dijo no a las monederas por incómodas y porque tiene sospechas e intuye el fraude. Y los abogados les dicen también que no, por violar una ley nacional que prohíbe el transporte de dinero en los buses. La AMETAP dice que si. La UTA, que siempre exigió no llevar dinero a bordo, calla. El Presidente del Concejo cambia de idea. Los concejales quieren que se cumpla el pliego y se ponga en marcha la tarjeta inteligente. Y Pulti, ¿el jefe político de la ciudad que dice? ¿Dirá lo mismo que cuando era concejal o al igual que su correligionario-compañero Presidente del HCD avalará el acuerdo firmado con AMETAP? Una sola postura cabe acompañar y es la que nos indica el pliego y el sentido común del vecino: tarjeta inteligente, poder de policía del municipio para el mejoramiento del servicio y cumplimiento del pliego", finaliza la gacetilla.

Comentá la nota