Otra toma en las 127 hectáreas

Neuquén > Un grupo de 30 familias realizó una nueva ocupación en las 127 hectáreas de La Sirena, esta vez en la calle Rivas, entre Lanin y Copahue. Se trata del segundo asentamiento en pocos días ya que, a unos 50 metros, ya se había instalado una toma el domingo por la noche.
Según explicaron los propios ocupantes, entre 30 y 35 familias del barrio se instalaron allí el lunes por la noche. Si bien se trata de un grupo diferente al de la otra toma, aclararon que buscarán ponerse de acuerdo para encarar acciones comunes, sobre todo en lo que respecta a la negociación con el municipio.

Por su parte, personal de la Comisaría 17 procedió a impedir el paso de más personas a la zona así como el ingreso de materiales de construcción.

Para esto se abrió un registro informal que certifica el ingreso a la zona tomada, y restringe la entrada a toda persona que no esté inscripta.

El subcomisario Miguel San Martín del destacamento de La Sirena, aclaró que, pese a la restricciones, se permite el ingreso de colchones, frazadas y comida, para poder velar por la seguridad de las personas que pasan la noche en el predio con las bajas temperaturas.

Alambrado

Asimismo en el día de ayer se procedió a reforzar el alambrado perimetral del predio para evitar que haya nuevas ocupaciones. De todas formas, desde la Policía reconocieron que es muy difícil custodiar la totalidad del predio por sus grandes extensiones.

"Se meten por cualquier lado", reconoció un oficial mientras cuidaba celosamente el ingreso de personas al terreno de las 127 hectáreas, a tal punto que ni siquiera se permitió el paso a la prensa.

Desalojo

Por otra parte, fuentes policiales indicaron que, si bien está abierta la causa, no existe orden de desalojo para ese asentamiento. Pese a que los ocupantes se encontraban prácticamente cara a cara con la Policía, la situación estaba lejos de ser tensa y las familias aclararon que optarán por el diálogo, aunque no descartaron resistir a un eventual desalojo.

En las últimas semanas, las tomas proliferaron en Neuquén. A las primeras ocupaciones en el barrio San Lorenzo, le siguieron desde el domingo sendas instalaciones en el predio de las 127 hectáreas.

En reiteradas oportunidades, la Municipalidad denunció que detrás de las tomas existe una intencionalidad política, teniendo en cuenta las elecciones a concejales, que se realizará el domingo 23 de agosto.

Comentá la nota